lunes, 27 de septiembre de 2010

Caballos

Quizás porque últimamente en las excursiones que realizo me estoy encontrando con muchos de estos animales, creo que va siendo hora de que les dedique un reportaje en mi blog.

No son caballos de raza, ni elegantes, pero también tienen su belleza y algunos, curiosamente tienen barbas.

Empezaremos por este bello ejemplar al que no le falta belleza y que camina con cierto orgullo.


Este está muy entretenido comiendo las hierbas más jugosas que encuentra


Cuando los vi, temí que al potro le pasara algo


Pero pronto se puso en pie y atendía a lo que hacía su madre



Este potro me encantó y era tan dócil que incluso se dejaba acariciar, claro que esa foto no la pondré aquí, aquí sólo el potrín



Y aquí nos encontramos con unos caballos que pastan tranquilamente


Y me pareció que tenían barbas así que utilicé el zoom y efectivamente, barbas tienen


Y fue tan galante que giró la cabeza para que pudiéramos verlo bien


Y no era el único, este que está un poco despeinado, también las tiene


Por el camino encontramos otra yegua con su potro


Como era su hora de comer, el potro no quiso retrasarla


Y cuando ya marchábamos nos encontramos a este caballo que quería jugar al escondite


Y se escondió


Pero no pudo resistir la tentación y se asomó de nuevo para despedir este reportaje

19 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Pues es verdad que tienen barbas...

No es que yo entienda mucho de caballos (más bien nada)pero no había oído nunca hablar de esas barbas. Miro en la Red y veo que hay unos caballos que trajeron los árabes a los que se les llama Barbas, aunque no dice que las tenga, sino que ese nombre deriva de su origen bereber.

Anónimo dijo...

¡Que suerte teneis los del norte, poder salir al monte y contemplar ese campo tan propicio para la cria de caballos entre otros animales! Aquí en el sur vemos toros y vacas (estas últimas almacenadas en vaquerias)los caballos solo los contemplmos en las ferias o montando a caballo o en los pueblos que aun siguen teniéndolos para trabajar.
Son famosos los caballos andaluces de Jerez de la Frontera bailando al son de la música clasica.
Un beico¿se escribe asi? desde el mismo sitio. Guille.

Abedugu dijo...

Senior Citizen – Yo no los había visto nunca, claro que yo tampoco soy entendida en caballos, pero los que vi en las Ubiñas creo que eran todos barbudos.

Guille – En la excursión del domingo vi vacas, caballos, toros y ovejas y tres mastines hermosos que las estaban cuidando, además todos muy pacíficos, ninguno hizo ademán de atacarnos, :-) supongo que nos vieron como gente pacífica.

TriniReina dijo...

Cada día me sorprendes: por la variedad de temas y las fotos tan idóneas con que las ilustras..

Abrazos

Ligia dijo...

Todas las fotos están muy lindas, pero la del potro de cerca está genial. Abrazos

unjubilado dijo...

Me gusta este artículo. Yo de joven he tratado mucho con yeguas, potrillos y mulas, pero no sabía nada de las barbas, excepto que para ocupar España, los árabes trajeron consigo caballos Beréberes llamados Barbas hoy día.
El berberisco de España nació del mestizaje del Barba con caballos locales.
Las fotos preciosas y observo que en todas ellas los caballos o yeguas están con las orejas hacia adelante, como si te miraran, si mirándote las echan hacia atrás o te quieren dar un mordisco, una patada o una coz.
Un saludo

Maca dijo...

Hermosos caballos.¿son todos silvestres?. Parece que esté de moda tener estos animales, porque yo ultimamente también me encuentro muchos, pero son de alguien que los lleva a pastar por los alrrededores.
Bicos

Xurde A dijo...

Magnífico y noble animal!!

Javier 16 dijo...

Un envidiable paseo el tuyo con estas imágenes de vida y descendencia de la vida, a su vez, rodeado de cumbres de ensueño. Los potrillos siempre son una delicia.

Que afortunada vivir en un lugar montañoso y cercano a la costa.

Saludos.

Mayteღ dijo...

Qué hermosos y que señorío portan estos caballos!!

Me encantan tus paseos, como nos llevas de la mano y casi se tocan paso a paso, foto a foto, el instante y la libertad...muy bello ;)

Besiños muchos y bonita semana!

Marian dijo...

Es un animal espléndido, no sólo por el porte poderoso y elegante si no porque ha sido “compañero” del hombre desde tiempos inmemoriales. No se gran cosa sobre caballos pero como dices, cada vez se ven más. Imagino que el llamado turismo rural tiene mucho que ver en su recuperación. Y sobre el “misterio” de las barbas… leyendo sobre la morfología de las distintas razas, solo encontré una denominada Shire en la que se hacía mención a este detalle de la barba. Se considera el caballo de tiro más antiguo. Por su potencia y mansedumbre se usaba en las tareas de labranza. En la descripción, además de apuntar la característica de la barba hay otras que coinciden con los ejemplares de tus fotos; por ejemplo, la inserción alta de la cola y el colorido más frecuente del pelaje…precisamente ese potrín tordillo (blanco) que es precioso cumple otra característica de la raza: no se aceptan manchas en el cuerpo, pero sí en la cabeza y miembros (hasta la rodilla o garrón). Hasta aquí mis pesquisas :o) La verdad es que la raza es lo de menos…tienen una mirada tan bondadosa.
Un besín

Senior Citizen dijo...

Da gusto ver estos caballos tan cuidados, pues ayer leímos en la prensa que en algunos sitios de nuestra costa hay planteado un problema con los caballos abandonados en plena Vega, que viven con lo que pueden conseguir metiéndose en los cultivos, que están enfermos algunos y que provocan accidentes invadiendo las carreteras. Son caballos que compró la gente en los años de properidad de la construcción y luego han abandonado al no poderlos mantener.

Abedugu dijo...

TriniReina - :-) Es que la naturaleza da para mucho, la pena es que no salgo todo lo que debiera para poder hacer más fotos porque tema hay.

Ligia – Ese potro era una preciosidad y además tan cariñoso que apetecía llevárselo para casa, jaja, claro que no se como se llevaría con mis cuatro gatos.

Unjubilado – Eso apuntó Senior Citizen también, pero no se si estos caballos tuvieran algo que ver con estos, lo que si se es que yo es la primera vez que los veía.
Tendré en cuenta lo que dices de la posición de las orejas, debe de ser que en aquella zona todos los animales son muy pacíficos pues hasta los mastines que cuidaban las ovejas no se metieron con nosotros.

Maca – Todos tienen dueño, de vez en cuando pasaba un Land Rover y veías a los ocupantes vigilar con prismáticos al ganado.

Xurde A. – Y que lo digas y lo muy útil que siempre le fue al hombre.

Javier 16 – Ese lugar es una maravilla, está a unos 1700 m. de altitud, el aire es limpio y las montañas que lo rodean una preciosidad.
En Asturias se puede disfrutar del mar y la montaña en poco tiempo, date cuenta que no es muy grande, hay lugares que desde la montaña ves el mar.

Mayte – Y eso que no son de raza, pero así y todo creo que tienen un buen porte.
Espero poder seguir dando estos paseos y poder ofreceros muchas más fotos de estos bellos lugares.

Marian – Pues ya conseguiste una buena e interesante información, muchas gracias. El potrín era como para llevárselo a casa, un encanto y los demás todos mansos o al menos así se portaron cuando estuvimos allí, a pesar de pasar pegados a ellos en ningún momento hicieron ademán agresivo alguno.

Senior Citizen – Ya me enteré de esas noticias, la verdad es que es muy triste que haya gente tan desalmada como para abandonar a los animales de esa manera, si no pueden seguir haciéndose cargo de ellos creo que hay otros medios mejores que dejarlos sueltos con el peligro que conlleva para ellos y para todo el mundo.

Aldabra dijo...

¡que chulos!
me encanta los potritos y lo de las barbas me parece muy curioso, nunca me fijé la verdad y tampoco lo sabía.

biquiños,

Tawaki dijo...

Solemos decir de ellos que son nobles, pero es que es cierto. Son unos animales magníficos, y serían unos excelentes compañeros si no fuera por su tamaño, que nos impide a la mayoría tenerlos a nuestro lado.

Un abrazo.

clariana dijo...

¡Hola Abedugu!
Preciosos todos estos caballos y la forma de presentar el tema y como lo explicas también me ha gustado mucho.
Un paseo así por el monte pudiendo observar e incluso acariciar alguno de estos caballos, debe de ser muy agradable y relajante. Gracias por compartirlo. Un abrazo.

Abedugu dijo...

Aldabra – Fue una maravilla este paseo entre tantos animales tan hermosos y tranquilos.

Tawaki – Tienes toda la razón, yo me hubiera traído el potrín para casa, :-) pero es demasiado grande para un piso.

Clariana – Maravilloso Clariana, son momentos para no olvidar, ya espero la siguiente excursión para poder acercarme otra vez a la naturaleza.

angela dijo...

Me encantan tus fotografías y esos caballos tan brillantes tan hermosos, en los puertos siempre se ven muchos y cuando los encuentro me dan la impresión de que son muy curiosones con los humanos. Te felicito por tu estupendo post dedicado al caballo.Un bst y que tengas un estupendo finde

Abedugu dijo...

Ángela – La verdad es que estos lo eran, sobre todo el potrín, manso y cariñoso, al final de la excursión daba pena dejarlos allí.