domingo, 4 de septiembre de 2011

Ardillas

Aunque alguna vez se coló una ardilla en mis reportajes, nunca les había dedicado uno exclusivamente a estos animalinos tan inquietos, simpáticos y bellos.


En cuanto uno entra en un parque o bosque donde habiten ardillas, todos nos quedamos prendados con ellas. Al principio son un poco esquivas y huyen a toda velocidad, pero en cuanto se sienten a salvo miran con curiosidad que o quien era el que les dio el susto. Si uno se arma de paciencia, consigue que se vuelvan amigables llegando incluso a comer de nuestra mano.



Existen muchas especies de ardillas, pero en general se las podría describir como pequeño mamífero de cuerpo alargado, con ojos brillantes, dientes agudos y afilados y con una larga cola muy peluda.



Esta cola es muy importante porque les sirve para mantener el equilibrio cuando saltan de una rama a otra, y también comunican con ella su estado de ánimo, alegría, enfado, miedo…. Y no sólo eso, cuando hace frío la utilizan como manta envolviéndose en ella para dormir.



Son muy rápidas y ágiles y sus uñas les permiten trepar a los árboles con facilidad y no sólo subir, si no también descender cabeza abajo.



Se alimentan de semillas, frutos secos, bellotas, cortezas y brotes tiernos y la gran movilidad de sus patas delanteras les permite sujetar y pelar los alimentos con facilidad.
Son muy previsoras y en tiempo de abundancia hacen acopio de comida que guardan en sus madrigueras y para transportarla hasta allí utilizan unas bolsas llamadas abazones que tienen en su boca, por eso a veces se las ve un tanto mofletudas.


Como dije, son inquietas, corren, se detienen a mirar lo que les rodea y juegan con cualquier cosa que tengan a mano.





Y como curiosas que son no dejan de explorar más allá de la verja del parque, quizás esta nos quiera decir adiós rogándonos que volvamos pronto de visita



¡Gracias María! eres una buena colaboradora pues vayas a donde vayas siempre te acuerdas de este blog.

21 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Pues esas ardillas deben de ser más sociables que las que hay en el cementerio de Granada, ya que no he conseguido ver ninguna más de una fracción de segundo cuando cruzan de un lado a otro como una exhalación.

Mi enhorabuena a María por la oportunidad de captarlas tan bien y gracias a ti por traerlas y que las podamos ver.

Abedugu dijo...

Senior Citizen - No es de extrañar que las ardillas se escondan como precaución pues ni a ellas se las trata bien. Aquí en el Campo hubo una vez unas preciosas y simpáticas pero desaparecieron todas, se rumoreó que las habían matado los perros pero vete tú a saber si los perros llevan las culpas de otros seres mas dañinos.
Estas fotos las hizo en Nueva York, María vaya a donde vaya siempre trae fotos para este blog.

Aldabra dijo...

¡son tan graciosas!

biquiños,

Tawaki dijo...

Es un gusto verlas caminar por esos parque londinenses y del resto de Europa. En España son más tímidas porque la gente las maltrata. A veces siento envidia dela edcación que se da en otros países.

Las fotos son muy buenas. No es fácil hacerlas porque no paran quietas, y leer tu descripción es una delicia.


Un abrazo.

Ligia dijo...

Me alegra tu vuelta. Son muy graciosas las ardillas. Abrazos

Mayte dijo...

Me encanta que estes ya de vuelta!! Y mucho más porque has traido uno de mis animalitos favoritos, llenos de belleza, de gracia, de dulzura :D

Me fascinan!!!

Bonita semana :D
Abrazo.

Abedugu dijo...

Aldabra – Es cierto, son muy simpáticas.

Tawaki – Parece una bobada, pero la primera ardilla que vi al natural fue en Escocia y me parecieron tan maravillosas que desee que en mi ciudad también las hubiera. Años más tarde trajeron algunas, pero duraron muy poco, como le digo a Senior Citizen se rumoreó que las habían matado los perros, pero no estoy yo muy segura de que fuera así.
Una de las cosas en las que más insisto en este blog es en llamar la atención precisamente en esa falta de educación que hay en nuestro país de amor y respeto por la Naturaleza.

Ligia – Gracias. Si, las ardillas son encantadoras.

Mayte – Gracias a ti también. Me alegra que te gusten las ardillas, a mi también me gustan y le agradecí mucho a María que me trajera estas fotos.

GUILLE dijo...

Mira mi blog ya comentaré este Un abrazo GUILLE

Abedugu dijo...

Guille - Ya visité tu blog, muchas gracias, fue una sorpresa muy agradable para mi y la primera felicitación recibida hoy.

Fabi dijo...

Son creaturas tan bella, con esa carita dulce...
gracias por esta fotos y reportage tan interesante!!!

un abrazo con cariño
Fabi

Fabi dijo...

y... me parece que...
Felicidad!!!!
quisiera darla yo tambièn!!!
Feliz dia Naturaleza Maravillosa!!

GUILLE dijo...

¿A que te hubiera gustado que te regalaran una? Yo las he visto en el Puerto de la Mora, volaban de rama en rama como Tarzán, o ¿ es al reves?.
Nunca las vi tan cerca ni tan descaradas.
Mis felicitaciones a las dos; a ti por publicarlas y a María por cedertelas y poder disfrutar de un animalito tan lindo.

Un abrazo Guille

Abedugu dijo...

Fabi – Tienes razón, son criaturas muy bellas y simpáticas.
El feliz día de la Naturaleza debería de ser siempre, pobres de nosotros el día que ella nos falte, por eso deberíamos de cuidarla y respetarla más.

Guille – Me encantaría, pero no creo que sean animales para tener en casa, necesitan ser libres en un lugar con árboles y en un piso de eso no hay.

Fuga dijo...

Unas fotos preciosas, María es muy buena.Me encantan las ardillinas y son difíciles de captar , no paran un segundo, recuerdo un día en Redes lo que me mareó una para nada.
Besinos.
-----------
Felicidades con retraso, sigo siendo un desastre :-(

Abedugu dijo...

Fuga - Tengo mucha suerte con María pues hace fotos muy buenas.
No te preocupes por la felicitación, ya conozco tus despistes.

Javier 16 dijo...

Que maravilla de roedor. Cuánto me gustaría ver las ardillas con esa tranquilidad propia de los lugares donde se las trata con tanto respeto. La última que vi una, estaba muy escondido entre robles, ella bajó muy sigilosa entre la oscuridad del bosque, cogió un fruto y subió como alma que lleva el diablo ¿El diablo español...?

Saludos.

Anónimo dijo...

¡Bienvenida! Te notabamos en falta y no podias haber escogido unas fotos mas bonitas para volver. No se si te dije que en la cabaña una vez vi una ardilla, estaba en el suelo y un poco despistada, cuando consiguio subirse a un arbol desaparecio en un segundo y no la he vuelto a ver pero no pierdo la ilusion de volver a verla. Muchos besos. Isa

TriniReina dijo...

Creo que en mi vida sólo he visto, y fugazmente, una ardilla. No recuerdo donde fue, pero si hay una estela, de su estela, en mi memoria.

Besos

Abedugu dijo...

Javier 16 - :-) Salió corriendo porque no te conocía y por desgracia siendo así mejor correr que confiar.

Isa – No se si teniendo tantos perros la ardilla querrá estar por tu finca. A las del Campo dijeron que las habían matado los perros, aunque no se si será cierto.

TriniReina – Pues una bonita estela es esa. Yo si las vi al natural pero no demasiadas y es una pena porque me parecen preciosas.

Toupeiro dijo...

La ardilla es uno de mis animales favoritos, este año he notado en falta una pareja que veía desde mi ventana robarme las nueces y esconderlas por todos sitios, creo que luego se olvidan donde las metieron y pasado el tiempo estas germinan, son las mejores plantadoras de nogales.

Abedugu dijo...

Toupeiro - A mi también me gustan las ardillas pero por aquí se ven pocas y las que habían trasladado al Campo al poco tiempo desaparecieron.