lunes, 8 de noviembre de 2010

Miradas

Creo que todos nosotros hayamos escuchado alguna vez que los ojos son el espejo del alma y puede ser que sea cierto pues si miramos con atención a los ojos de las personas podemos detectar cual es su estado de ánimo o sus sentimientos, en los ojos se ve el odio, el miedo, el amor, la mentira…..

Sin embargo los ojos de los animales son limpios, tienen unas miradas que atraen, que invitan a dialogar con ellos, a través de sus ojos puede uno comunicarse y llegar a entenderlos y cuando logras entenderlos, los amas, pues en sus ojos no hay odio ni maldad.

Las fotos de hoy mostrarán esos ojos y esas miradas en las que nos podemos hundir sin miedo de detectar ingratitud, falsedad, traición ni deslealtad.

No hay maldad en el ojo de la denostada paloma


Ni en el de la jirafa que nos mira desde lo alto


Ni en la del loro que fija su atención en el que lo fotografía


Ni en la mirada serena del ñandú


Ni en la del asustadizo conejo


¿Y qué maldad podemos encontrar en la mirada de los perros?




¿Y en la de los gatos?



Ni siquiera en la del cerdo y en la vaca que nos van a servir de alimento hay rencor



Ni en la de la cabra aunque utilicemos su nombre para catalogar a las personas que no están bien de la cabeza


Y tampoco en la del zorro que dicen que es taimado hay maldad


Por eso os aconsejo que cuando topéis con un animal, miradle a los ojos, sin miedo pero sin dureza, dejad que vuestros ojos se comuniquen con los suyos y tendréis un amigo para toda la vida.

21 comentarios:

Ligia dijo...

Es verdad. Lo he pensado muchas veces cuando miro los ojos de Dama, que no tiene maldad ninguna. Y los gatitos igual. Abrazos

Senior Citizen dijo...

No sé si fue Delibes el que decía que él como cazador nunca había podido disparar a animales grandes porque "les veía los ojos". Supongo que con los pequeños le hubiera pasado lo mismo si hubiera podido vérselos.

Xurde A dijo...

Preciosas todas esas miradas.Personalmente,desde niño, siempre me ha fascinado la mirada de las vacas,dulce y a la vez como inocente, con esas pestañas caidas.
Bonitas fotos todas.
Saludos.

Javier 16 dijo...

Has elegido un tema, el de las miradas que, francamente, representa el núcleo que mejor define el sentir de los seres vivos. Me gusta mucho, también como a ti, mirar a los ojos a todos animales con los que tengo la fortuna de convivir, aunque sea por pocos días. Siempre me viene la misma pregunta; la de querer saber lo que hay en esos momentos en el pensamiento de la criatura con la que cruzas tu mirada. Fascinante.

Un abrazo.

Cani dijo...

Que reportaje tan bonito, como se nota tu amor por los animales. Yo entre todas las miradas me quedo, preferentemente, con tres, la vaca, el conejo y, como no, el perro, ya va ha hacer cinco años que tube que sacrificar a la mia y aun la extraño, mi consuelo esta en que mis hijos tienen de todo, gatos y perros, y los disfruto de vez en cuando.
Besos

Anónimo dijo...

Original como siempre.Llevas razón, en la mirada se observa el estado de ánimo y en los animales ocurre lo mismo que en las personas, lo más que se ve en ellos es espectación y cuando quiere algo mimo.

Me ha encantado el ñandú. Un abrazo Guillermina

unjubilado dijo...

Las fotos preciosas. Pero si los ojos son el espejo del alma, desde hace un tiempo a esta parte mi alma se debe de estar ennegreciendo ya que cada vez veo peor y me da miedo la operación de cataratas que dicen tienen que hacerme.
Estoy muy nervioso cada vez que lo pienso.
Saludos

Goathemala dijo...

Yo estoy con Rousseau, el hombre nace limpio y puro y tiene esa mirada diáfana de lo animal. En algún momento la sociedad y este plegado mundo de normas, obligaciones y estrechos límites de lo moral y el pecado le reconcome el alma y la turbiedad le asoma a los ojos.

Un abrazo.

carmensabes dijo...

Ojos auténticos, hay que mirarlos como se merecen, de frente.
Preciosas fotos.

Tawaki dijo...

Qué maravilla de evolución. La de tumbos que se habrán dado hasta conseguir la perfección de unos ojos así. Un abrazo.

Abedugu dijo...

Ligia – Creo que ningún animal tiene maldad en su mirada, quizás porque aunque sean fieros no tienen maldad ninguna.

Senior Citizen – No habla mucho eso en su favor porque si no podía mirarles a los ojos era porque en el fondo sabía que no tenía que matarlos por diversión.

Xurde A. – Tienes razón, las vacas tienen una mirada serena.

Javier 16 – A mi también me gustaría poder saber lo que piensan cuando se cruzan conmigo y me encantaría poder comunicarme con ellos, seguro que sería fascinante.

Cani – Yo ahora procuro mirar a todos a los ojos y todos me gustan, pero los gatos me tienen fascinada con esa mirada mezcla de asombro y curiosidad.

Guillermina – Para mi lo más destacable en la mirada de los animales es esa ausencia de maldad.

Unjubilado - :-) Jubi, a tu alma no le pasa nada, sólo es que el espejo está un poco empañado y en cuanto te operes la luz volverá y el espejo estará limpio.

Goathemala – Puede que Rousseau y tú tengáis razón porque los ojos de los niños recién nacidos también, son limpios.

Carmensabes – Eso es, de frente, sin miedo pero con respeto, así hay que mirar los ojos de los animales.

Tawaki – Es posible que los de ellos siempre fueran así y quizás la del primer hombre también, pero luego a la del ser humano la evolución le estropeó la mirada.

clariana dijo...

¡Hola Abedugu!
Me gustan muchísimo estas miradas de diversos animales que expones en tu blog y esa reflexión que nos planteas sobre la bondad de su mirada y la invitación a mirarlos cuando nos los crucemos.
A mí me encanta mirarlos a los ojos, a los que tengo cercanos y te aseguro que cuando vea a los otros también lo haré. Un besazo.

Abedugu dijo...

Clariana – Se que amas a los animales y los respetas tanto como yo por eso comprendes tan bien lo de la limpieza de sus miradas.

TriniReina dijo...

Cuánta razón tienen tus palabras y la simagenes las corroboran. Ni un ápice de maldad en sus ojos.

Abrazos

Mayteღ dijo...

Que bellezas!!!

De verdad que estas miradas vibran y dan vida en ternura total.

Me fascinan todas! :D

Marian dijo...

La nobleza, la ternura, la curiosidad y sobre todo, a diferencia de la mirada humana, esas miradas nunca nos juzgan.
Un abrazo

Aldabra dijo...

son impresionantes, de verdad... y pasa igual que en las personas.

biquiños,

Abedugu dijo...

TriniReina – Ni siquiera en los animales considerados más fieros hay maldad.

Mayte – A mi también me dan ternura las miradas de los animales sobre todo cuando considero lo indefensos que están.

Marian – Que razón tienes, a pesar de recibir a veces maltrato nunca en su mirada se puede ver reproche tan sólo a veces un ¿por qué?.

Aldabra – En las personas para mi los ojos es lo primero en lo que hay que fijarse pues te dan una idea más clara sobre ellas que cualquier palabra que digan.

Anónimo dijo...

Mucho tiempo sin verte y todo me sorprende, desde el concurso hasta las miradas, ¡que imaginacion! y que maravilla de fotos, la camara sera buena pero la fotografa es inmejorable. Me quedo con la mirada de Gruñon. Un beso muy fuerte. Isa

Toupeiro dijo...

Cada vez que me tropiezo con un buey en mitad del monte montado sobre mi bicicleta le veo a los ojos; yo no sé lo que él ve en los míos pero yo en los suyos no sé leer cual será su reacción ni si tiene miedo. Yo estoy acojonado, cagadito delante de esos cuernos y ese montón de kilos de músculos.

Abedugu dijo...

Isa – Me encanta volver a verte por mi casa. Jaja, no me extraña que de todas las miradas elijas la de Gruñón, pero ¿qué me dices de la de Tuxa?.

Toupeiro - :-) Un poco de miedo si que dan pero posiblemente ellos también lo sientan cuando ven a un ser humano subido en un trasto como ese.