lunes, 23 de agosto de 2010

Mi familia gatuna

Mi familia gatuna, la que convive conmigo, se componía hasta esta semana de tres miembros, Xana, Tuxa y Cundo, cada uno con su historia de cómo llegaron hasta mi casa. Tres miembros gatunos ya es un número bastante elevado, pero a veces es necesario hacer un hueco para uno más al que conoces y que corre peligro, como es el caso de mi querida Clara.

A Clara la encontré una mañana muy temprano, lloraba de forma lastimera desde detrás de la verja de una peluquería, yo creí que es que no podía salir de allí, pero no, cuando quise ayudarla salió disparada y a pesar de lo pequeña que era cruzó la calle y trepó no se como al muro que limita unos chalés que están enfrente. Fui detrás de ella y logré que me atendiera y se acercara lo suficiente como para comer lo que le dejé en el muro, la pobre estaba hambrienta quizás por eso lloraba. Luego desapareció entre las plantas del jardín y no volví a verla, cosa que me dio mucha pena porque la vi muy desvalida.

Pasados unos días me llevé una alegría inmensa cuando la encontré en el jardín unos chalés más abajo, lugar en donde todos los días, por la mañana y por la tarde, doy de comer a otros gatos con el consentimiento de los dueños del lugar.

Así me recibía Clara cuando me acercaba con la comida


Quizás os preguntéis por que elegí el nombre de Clara, muy sencillo, porque era la única entre todos ellos que era clara, los demás eran negros, o blanco y negro o pardo. En esa colonia entre otros estaban Pixi y Dixi, dos hermaninos preciosos y simpáticos con los que se llevaba muy bien, pero la Miagona, madre de estos dos, le pegaba por eso había que retirarla de allí cuanto antes.

Aquí podéis verla con Dixi y Pixi, la penas es que Pixi se movió y ya no hubo forma de repetir la foto.


Clara se dejaba fotografiar mejor, quizás al no ser una callejera auténtica (estoy segura que a esta la echaron de una casa como sucede por desgracia con muchos animales cuando llega el verano), era menos desconfiada y así posó para mi.




Ahora está en una especie de cuarentena hasta que se la desparasite, se la vacune y se compruebe que no tiene ninguna enfermedad contagiosa que pudiera pasarle a los otros tres. Serán unos cuantos días aislada en una habitación, eso si, con todas las comodidades y con mi asidua visita para darle cariño y jugar un poco con ella. Es cariñosísima y como juego de momento tiene dos nueces con las que muestra mucho estilo futbolístico, pena que se mueve tan deprisa que las fotos salen todas movidas. Esta es la única foto potable con su nuez, nuez que acaba siempre debajo del piano para su frustración.



Ahora solo queda saber cual será la reacción de los otros tres cuando Clara pueda abandonar su aislamiento, de momento como ellos saben que allí hay algo interesante, corren los rumores y Cundo y Tuxa cambian impresiones


Mientras que Xana prefiere acomodarse para echar una siesta.


De momento a Clara solo le queda comer


Y dormir y aunque le habilité un cómodo lugar para hacerlo, ella, como todo gato que se precie elige donde, cuando y como y el donde es el taburete del piano, un sitio que a mi me parece incómodo pero que a ella le parece el ideal.



Tengo otra familia gatuna que no convive conmigo que son mis gatinos callejeros que os presentaré la próxima semana.

31 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Dicen que los animales en la casa dan compañía y suelen ser las personas solas las que los tienen, pero aquí no se cumple eso, ya que tienes compañía de sobra. Yo en cambio no sé si me acostumbraría a compartir mi casa con un animal, pues nunca lo he hecho.

Senior Citizen dijo...

A pesar de eso, de gatos andamos hoy....

Lamia dijo...

Qué alegría me ha dado venir a visitarte y encontrar una historia de gaticos. Yo adopté un gatico hace un año. Hace un par de días escribía también sobre él. Y, es cierto: yo también le preparé su cestita, le puse una pequeña manta pero..... él ha decidido dividir la noche en los pies de mi cama y los de mi hijo. Y cuando digo los pies es encima de la cama. No a los pies de la cama.
Pero la verdad es que me hace muy feliz. Tus gatos son preciosos, Abedugu.

Trini dijo...

Pues lo has bordado con el nombre de Clara.
Es muy hermosa, sin desmerecer a Cundo, Xana y Tuxa, a los que ya conocía.

Besos

Abedugu dijo...

Senior Citizen – Los animales dan una compañía especial en las casas, son nobles, cariñosos y agradecidos, independientemente de que se viva sólo o con otras personas.
Muy buenas tus fotos en Flickr de los gatos, disfruté muchísimo viéndolos y te agradezco que me hayas dedicado esa serie de fotos gatunas.

Lamia - :-) Se lo que significa eso de “los pies de mi cama” Tuxa y Cundo se alojan en la mía todas las noches. Pasaré ahora a leer tu artículo sobre el gatín.

Trini – Lo de acabar llamándole Clara es que cuando a veces no la veía le preguntaba a otra señora que les da de comer en el mismo sitio si la había visto y para especificarle cual era la desaparecida le decía ¿viste a la clarina? Y así Clara le quedó, si no llega a ser por eso posiblemente le hubiese tocado un nombre asturiano como a los otros tres.

Ligia dijo...

Una historia muy linda la de tu familia gatuna. Se nota que tienes un gran corazón para los animalitos. La Clarita es preciosa. Besos

Anónimo dijo...

En casa siempre ha habido unas cuantas mascotas, desde gorriones, periquitos, ratones de todas clases, perros y por último gatos, que daba la casualidad que se iban todos (chiquitines) detrás de mi hija pidiendole comida y ¿como los iba a dejar solos en la calle?. Pues a casita, nos quedamos solo con una gata recien nacida y el gato de toda la vida y ocurrió una cosa singular ,la gata adoptó como madre al gato de casa y el gato la aceptó como hija. Digamos que la gatita mamaba de los pechos del gato y este tan feliz.

Si que dan compañia, yo los añoro pero no puede ser.

Añadiré la foto de Clara al grupo de sus hermanos/as. Es igual que era Tigre. Un abrazo Guille

clariana dijo...

¡Hola Abedugu!
Enhorabuena por ese encuentro con Clara, es preciosa. Yo también tengo varios gatos y una perrita en el piso, bueno tiene una terraza de unos 10m2
También cuido a otros tantos en una colonia de gatos, les pongo comida y cuando es el caso los llevo al veterinario a esterilizar.
Tengo una siamesa que recogimos de la calle hace ya unos años que es muy bonita, inteligente y buena, le llamo Mesita, es un poco tonto el nombre pero primero la llamaba Siamesita y así se le quedó.
Mi problema es siempre el mismo -no recoger más- pues todo tiene un límite, ellos mismos te lo ponen a veces, y con la colonia es un poco problema pues a veces me he quedado gatos de allí, que no estaban muy bien. Un beso.

Fabi dijo...

Ahi que lindo es como nos lo cuentas!
Se nota el amor y el cariño por tu familia gatuna, entre las palabras y las fotos està un hilo, de el amor.

Bellissimos los tres, ma Clara tiene ojos azul verdaderamente encantadores...

Un abrazo :-))

Abedugu dijo...

Ligia – Hasta ahora y gracias a Dios todas las historias de los miembros de mi familia gatuna son alegres, sólo la de mi pobre Xinta fue triste pues se murió y todavía la recuerdo.

Guille – Se ve que tu familia de animalinos era más amplia que la mía ya que yo sólo tengo gatos.
Si, hacen mucha compañía aunque también dan trabajo, pero compensa. Siento que tú no puedas ahora tener uno.

Clariana – Ese problema lo tenemos todos los que recogemos gatos, en mi casa siempre me hacen prometer que será el último pero cuando llega el caso de traer a otro al final ceden, pero es cierto, creo que ya llegué a un límite razonable, cuatro gatos en un piso son más que bastantes.

Fabi – En efecto, quiero muchísimo a mi familia gatuna con los que convivo, pero como dije, también tengo otra familia gatuna, los callejeros, de la que os hablaré la próxima semana :-) y espero no cansaros con tanto gato.

Xurde A dijo...

Bonita historia,espero que se adapten bien unos a otros y tengan una convivencia feliz.
Saludos.

Javier 16 dijo...

Qué maravilla de gaticos y que bien educados los tienes. Realmente, todas las historias de animales son interesantes, incluidas las de los más allegados por su cercanía. La verdad es que son una auténtica chulada.
Es una labor la vuestra, de gran valor y solidaridad con tantas de las criaturas desamparadas. Por mi parte, muchas gracias por esta labor tan destacable.

Saludos.

Marian dijo...

¡Qué guapina es!...y qué suerte ha tenido de formar parte de tu familia gatuna. Seguro que te deparará muy gratos momentos observar cómo va haciendo migas con los demás. Se la ve cariñosa y me atrevería a decir que elegante a juzgar por el acomodo que ha elegido, sobre el taburete del piano :o)
Un besín

Abedugu dijo...

Xurde A. – Yo también lo espero ya que cuando llegó el tercero fue bien recibido, todo lo contrario de lo que pasó con las dos primeras que tardaron casi un año en comprender que tenía que vivir juntas y yo lo pasé fatal.

Javier 16 - :-) Bueno, lo de bien educados no es eso lo que dicen en mi casa, creen que les consiento demasiado, pero ¿quién educa a un gato? ellos son de fuerte personalidad y van a su aire.

Marian – Espero que lo considere una suerte y aquí se sienta feliz, es juguetona y cariñosa, tengo ganas de que la conozcas, mañana la llevo otra vez al veterinario y espero que ya pueda salir de su encierro y ver como reaccionan los demás y ella misma al verlos.
Jaja, quizás esta gata quiera convertirse en una pianista, de momento sólo llegó al taburete, veremos como responde cuando se pose en las teclas.

Senior Citizen dijo...

¿Ha resultado bien el primer día de convivencia? Nos tienes intrigadas....

Abedugu dijo...

Senior Citizen - Hoy la tengo que llevar al veterinario, así que todavía no se como será la convivencia de estos cuatro, espero que sea buena, ya os lo diré.

angela dijo...

LLegon a tí desde el blog de Tawaki cliquéo y me encuentro con tu encantadora entrada y tu pasión por los gatos.Clara es un nombre precioso porque ella es preciosa...Tengo gato y con él es el tercero en mi lista.Cottón ya cumplió 14 años es el rey de la casa y como muy bien dices los gatos no tienen un lugar fijo porque la casa es de ellos casi, más que la de los amos...Los conoces bien tú les dan cariño y ellos a su manera te lo agradecen.Volveré a tu casa, me recuerda a la mía.Un saludo

Abedugu dijo...

Ángela - Bienvenida a mi casa.
:-) Por lo que cuentas también perteneces al grupo de los que amamos a los gatos sin menospreciar a cualquier otro animal. Pasaré por tu casa lo antes posible.

Abedugu dijo...

Noticias de Clara
Hoy la llevé al veterinario y Clara está perfectamente de salud, ya se le pusieron las vacunas y ya tiene la documentación en regla lo que la convierte en una gatina con papeles y por lo tanto con pleno derecho a tomar posesión de la casa compartiéndola con nosotros y con los otros gatos.
La reacción de los otros fue buena, nada más llegar a casa salió disparada para explorar el territorio, al principio todos salieron corriendo y curiosamente era Clara la que perseguía a los demás, luego poco a poco se fueron acercando a ella y aparte de algún bufido dado sin mucho entusiasmo, parece que se van a llevar bien. Espero que la cosa siga así.

Anónimo dijo...

YA ESTOY EN CASA, NO ME QUITE NI LOS ZAPATOS Y CORRI A VER A CLARA, ES PRECIOSA, MEJOR AUN PRECIOSISIMA Y QUE OJOS TAN DULCES, SI EL AZUL ES UNA MARAVILLA LA BONDAD QUE DESPRENDEN CREO QUE ES LO MAS IMPORTANTE. YA LA QUIERO UN MONTON Y LA VERE OTRO MONTON DE VECES. BESOS PARA TODAS Y PARA CUNDO.ISA

Aldabra dijo...

¡que pequeñajos más bonitos!

me encanta la foto de "corren los rumores" es muy divertida.

bicos,

unjubilado dijo...

Preciosa gatita, creo que deberías de montar una guardería para mascotas abandonadas, claro que te encariñarías con ellas y luego no serías capaz de desprenderte de ninguna.
Saludos

Abedugu dijo...

Isa – Jaja, no creí que te lo fueras a tomar con esas prisas, ahora sólo te falta venir a conocerla al natural, es una cocada y la mar de cariñosa y tomó posesión de la casa sin problemas hasta ahora.

Aldabra – Si, esos dos comentan y son los que más se acerca a Clara, Xana por el contrario pasa de ella totalmente.

Unjubilado – Por supuesto que gato que entra en mi casa ya no sale ¿cómo después de encariñarme con un animalín lo voy a entregar a otra persona? Yo necesitaba un buen chalé con bastante terreno para acoger a todo perro y gato abandonado.

RosaMaría dijo...

Qué bonitos! Qué bueno que me avisaste, poné en el otro blog un enlace a este. Son preciosos y muy buenos modelos todos. Beso.

Anónimo dijo...

¿COMO SIGUE CLARA? DILE QUE SIGA ASI DE PEQUEÑINA HASTA QUE YO PUEDA VERLA, CUANDO VUELVA DE VACACIONES.BESINOS. ISA

Abedugu dijo...

Rosa María - Bienvenida a esta otra casa mía.
Me alegra que te hayan gustado mis gatos.
Isa - Está estupendamente, le daré tu recado aunque con lo que come supongo que la encontrarás algo más crecida.
Felices vacaciones.

Tawaki dijo...

Dan ganas de acariciarlos a todos. Creo que son muy afortunados al tenerte como dueña.

Besos.

NaaN dijo...

Hola, llegué aquí por recomendación de Senior Citizen.

Es genial convivir con gatos, aunque yo he descubierto lo bonito que es hace tan sólo un año o dos.

Y Clara es una siamesa preciosa. Me alegro de que sea cariñosa, y de que los demás la hayan acogido bien (los demás también me han parecido preciosos).

Ah, por cierto, soy catalana pero mi abuela era asturiana. Qué cosas...

Abedugu dijo...

Tawaki – Yo si que soy afortunada por poder disfrutan con ellos, son cariñosos y hacen mucha compañía.

NaaN – Bienvenida a mi casa.
Los gatos son unos animales que hacen mucha compañía, si convives con alguno tú ya lo sabes. Si, a Clara la acogieron muy bien y aunque Cundo tardó un poco ahora juega mucho con ella y yo estoy encantada porque los gatos enfadados no son fáciles de manejar.
:-) Bueno, pues un poco de ti también será asturiano ¿no?

Senior Citizen dijo...

Y otro poco de NaaN es granaíno, así que le queda sólo un 50% catalán, aunque en espíritu lo sea al 100 por 100.

Abedugu dijo...

Senior Citizen - :-) Un poco asturiano y otro poco granaíno, pero me temo que lo que cuenta es el 100% que ella siente catalán.