domingo, 15 de agosto de 2010

Jardines japoneses (2ª parte)

Empezaremos por los jardines del Templo de Chion, que está en el barrio de Higashiyama en Kyoto. Como veréis en este jardín no falta un puente, adorno clásico de los jardines japoneses y tampoco falta un hermosísimo árbol que a mi me encantó






Y siguiendo en Kyoto visitaremos ahora el templo del Pabellón Dorado







Y otro templo más en Kyoto, el templo Kodai en donde veremos un bosque de bambú.







El templo mayor de Tokio es el Templo Meiji-Jingu, sin embargo, a diferencia de otros no está situado entre jardines, está en una superficie verde con algunos árboles, pero para llegar allí se pasa por un bosque con un río que tiene su encanto


Y para despedida una foto de un jardín perteneciente a uno de los muchos templos pequeños que hay en el barrio de Yanaka en Tokio, en estos jardines hay un montón de plantas y pequeñas esculturas, dispuestas de forma que ocupen el menor espacio posible.

13 comentarios:

Ligia dijo...

Son una maravilla. Respiran tranquilidad y sosiego. De siempre le he dicho a mi hermana que tengo que hacer un curso sobre "ikebana", porque me encanta el arte floral, y cuando vamos al cementerio a poner flores a mis padres nos queda un poco "chuchurrido". Abrazos

Senior Citizen dijo...

Viendo estas preciosas fotos, observo que en estos jardines japoneses pocas veces hay plantas con flor. Tienen muchas en los árboles, como esos cerezos que hemos visto algunas veces, pero no suelen estar en los jardines.

Marian dijo...

Se hace corto el paseo por jardines y templos japoneses. Será que las fotos reflejan una armonía continua…Seguro que volveré a contemplarlas porque proporcionan una serenidad y equilibrio muy necesarios en los tiempos que vivimos…y en las urbes acementadas que sufrimos y que cada día más, excluyen estos remansos.
Un abrazo

TriniReina dijo...

A esta hora de la mañana es un placer pasear, a través de las fotos, por estos hermosos y serenos jardines. Sí, todo un lujo este paseo.

Besos

unjubilado dijo...

Yo en ocasiones paseo por mi pequeño jardín, "viendo" tus imágenes, esto me hace sentirme un privilegiado, con los pies en Broto viajo a los jardines japoneses.
Gracias por compartir estas preciosas imágenes.
Un saludo.

Abedugu dijo...

Ligia – Pues nada, anímate y aprende el arte del ikebana, seguro que se te dará bien.

Senior Citizen – Ahora que lo dices tienes razón, juegan mucho con lo verde, el agua y las rocas, pero poco con las flores.

Marian – Tienes razón, en estos tiempos en lo que todo es prisa un paseo por estos jardines debe de ser muy relajante, :-) pena que queden tan lejos.

TriniReina – Creo que sería buenos esos paseos a cualquier hora, pero como le digo a Marian, pena que estén tan lejos.

Unjubilado – Suerte tienes tú que posees un jardín aunque no sea japonés, pero que seguro será igual de bello.

Javier 16 dijo...

Qué suerte. Estoy seguro que es la mejor terapia para ir en condiciones al trabajo. Pero…, ahora que lo pienso, si estuviera forrado de dinero, no tendría que ir al maldito trabajo y podría quedarme plácidamente observando el exuberante jardín con sus manantiales.
(Despierta, Javier)

Saludos Abegudu

Mayte dijo...

Me acabas de hacer el mejor regalo de todos!! Que maravilla, y cuanta serenidad impregnan estas fotos que junto a tus palabras son un regalo inmenso.

Te dejo un gran abrazo siempre...yo vuelvo a mi azul, al final he logrado equilibrar el ayer con el hoy, hay cosas que volvemos tan importante y al final son nada...lo que permanece es solo la naturaleza.


Me he enrollado...un abrazo ;)

Anónimo dijo...

Dicen las malas lenguas, que nunca fueron buenas segundas partes, pues aqui se rompe el dicho. No puede haber comparación, porque la belleza de una piedra colocada en su justo lugar, iguala la colocación de un tronco cercano a un pequeño lago, árboles en íntima comunión con la arquitectura de la casa, riachuelos de aguas cristalinas cantando bajo esos puentes de madera y... dicen que los árabes eran sibaritas , los japoneses no se quedan atrás. Los envidio

¿Como será una noche de verano bajo un cielo estrellado pasear y recordar tiempos pasados?

Wondrous¡ Guille

Anónimo dijo...

Como casi todos los dias me he dado una vuelta por tu blog y el bosque de bambu es lo que ahora me deja extasiada. Ya hablaremos. Isa

clariana dijo...

¡Hola Abedugu!
Me gustan mucho estos jardines japoneses, son de una gran belleza e inspiran paz y tranquilidad, dan ganas de pasearse por ellos.
Hay un árbol muy grande que es una maravilla. Un beso y buen fin de semana.

Abedugu dijo...

Javier 16 - :-) Si no tuvieras que ir al trabajo quizás tampoco te verías tan agobiado como para necesitar el silencio y la paz que proporcionan estos jardines ¿o si?.

Mayte – Me alegra que hayas encontrado ese equilibrio y que hayas disfrutado de estos jardines, aunque sea en fotos quizás también transmiten serenidad.

Guille – Los árabes eran famosos por sus jardines y los japoneses también lo son, aunque con estilos muy diferentes ninguno está exento de belleza.

Isa – Bienvenida a mi casa.
Quizás llama la atención el bosque de bambú porque aquí no suele encontrarse, nosotros disfrutamos de nuestros bosques de hayas, castaños, robles…… bellos también.

Clariana – También a mi me gustó ese árbol, tiene algo que atrae, jaja, bueno, a mi me atraen todos los árboles.

RosaMaría dijo...

Una maravilla! Muy buenas tus fotos, todas. Beso.