domingo, 20 de febrero de 2011

Otro tipo de belleza

Los animales que aparecen hoy en este blog no son precisamente los más cercanos a los cánones ideales de belleza que solemos tener establecidos, pero eso no los va a dejar fuera de mi casa porque para mi todos los animales tienen los mismos derechos.

Podemos empezar por el camaleón. Son famosos por su habilidad para cambiar de color según las circunstancias, por su larga y rápida lengua y por sus ojos que tienen la peculiaridad de poder moverlos independientemente el uno del otro.


Su nombre se podría traducir como león de tierra y existen unas 160 especies. Para algunas tribus africanas el camaleón es un animal sagrado, el creador de la raza humana. Cuando se encuentran alguno en el camino, lo apartan con mucho cuidado para no hacerle daño y así evitarse que les llegue alguna maldición.


Veamos ahora al dragón barbudo. Es capaz de experimentar cambios muy leves de su color para ayudar a regular su temperatura. Su gran cabeza triangular está rodeada por una hilera de escamas espinosas bajo el cuello, que le sirve para intimidar a posibles rivales o a depredadores.


Cuando se siente amenazado, el dragón barbudo abre ampliamente la boca, desplegando al mismo tiempo su barba de espinas, con el fin de impresionar sus adversarios.


Pero a pesar de su fiero aspecto, es un animal dócil y fácilmente manejable, de modo que no resulta peligroso para los humanos.

Y hay otro tipo de dragón, el dragón de agua australiano. Aunque se mueve por las orillas de los ríos y nada habitualmente, se refugia en las copas de los árboles.


Tienen extremidades largas con garras para poder trepar


Sus depredadores potenciales son serpientes, gatos, perros y zorros, pero ahora también tienen otro peligro, los coches ya que les atrae el calor del asfalto acercándose a él para tomar el sol produciéndose atropellos frecuentes.

Y veamos ahora alguna iguana. Podemos empezar por esta que posa tan tranquila


O esta otra que luce una hermosa cresta que recorre su dorso desde la cabeza hasta la cola


Y cuyas fuertes patas terminan en dedos extremadamente finos y largos provistos de uñas muy apropiados para agarrarse con facilidad a los troncos de las plantas


Decimos adiós a las iguanas con esta conocida como de las Fiji por proceder de esas islas en donde dos tribus veneran su tótem y su nombre no está autorizado a ser mencionado en presencia de una mujer y si lo hacen pueden ser golpeados con un palo


Y nos despediremos con otra de estas bellezas diferentes, el varano. Es de color verde oscuro con anillos de manchas amarillas, tiene los dientes rectos y largos y las garras curvas, pero su rasgo más característico el es hocico


Como curiosidad os diré que son perseguidos y desollados vivos por los miembros de las tribus para hacer tambores, y que describen a este animal como un espíritu malo que "sube a los árboles, camina erguido, respira fuego, y mata a los hombres". Como veréis de la maldad humana no se libran ni los varanos



¡Gracias María por tantas fotos como nos regalas!

18 comentarios:

unjubilado dijo...

Preciosas fotografías. Una de ellas me recuerda mi visita a Valencia (Venezuela), vi un lagarto (posiblemente midiera mas de metro y medio) estaba en una plaza pública con otros algo mas pequeños, comiendo los frutos que habían caído de los árboles, dejaban que nos acercáramos a ellos hasta unos dos metros, eran iguanas.
Saludos.

Senior Citizen dijo...

La verdad es que estos "bichitos" no son nada agradables de aspecto, pero cumplen su función en la Naturaleza. Parientes suyos son las simpáticas lagartijas o las salamanquesas (menos simpáticas).

Marian dijo...

La verdad es que tienen un belleza difícil de mirar, no solo por la facultad de mimetizarse o camuflarse :o) Pero sin duda,es asombroso lo poco que han cambiado desde la prehistoria.
Un abrazo

Abedugu dijo...

Unjubilado – Yo nunca vi una que no fuera en foto, pero me parecen animales interesantes y quizás si los conociéramos mejor nos parecerían menos feos.

Senior Citizen - ¡Pobres salamanquesas! pero si son muy monas y además no son venenosas a pesar de lo que muchos creen.

Marian – Así mirados de pronto no parecen muy atractivos estos animalinos, pero seguro que si los conociéramos y los tratáramos más, cambiaríamos de opinión pues los veríamos con otros ojos. El trato tiene mucho peso a la hora de ver a los demás.

almena dijo...

se me antojan majestusos dentro de su (bella fealdad o fea belleza) no sé bien...

Hacer tambores con su piel desollada en vivo... me estremece

Besazo!

Ligia dijo...

Otro tipo, tú lo has dicho, pero también belleza. Abrazos

Abedugu dijo...

Almena – A mi también porque eso demuestra la maldad de los humanos ¿acaso el tambor suena mejor desollándolos vivos?

Ligia – Eso es, otro tipo pero con su encanto propio.

GUILLERMINA dijo...

¿Quien dice que son feos? me dan yuyu cuando los veo pero me encantan.De las primorosas fotos que nos presentas al único que conozco personalmente es al camaleón, en la terraza de mi hija hubo uno paseandose como un señor dueño del lugar, se pasó unos días con nosotras haciendo sus monadas de cambios de color, la mitad de la veces no lo encontrábamos por sus medidas y mimetismo.

Es una pena que su nombre sea usado para designar a personas cambiantes y falsas, no se lo merece porque su mimetismo es defensivo, el otro no.

En Tenerife los lagartos se pasean a sus anchas por las aceras y además están protegidos.

Un abrazo de mil colores con recuerdos prehistóricos

Senior Citizen dijo...

Que conste, Abedugu, que yo he convivido con las salamanquesas sin problemas, ya que en verano su sitio favorito era el techo del portal de la casa antigua, por el que todo el mundo pasaba corriendo pues se decía que si te escupían se te caía el pelo, pero yo no tenía inconveniente en sentarme debajo a leer y de vez en cuando miraba para arriba y las veía a ellas tan tranquilas sin importarle tampoco mi presencia.

Abedugu dijo...

Guillermina – Pues yo al natural no vi ninguno pero probinos, aunque no nos parezcan muy guapos también tienen su corazoncito y yo como en el poema de “La higuera” de Juana de Ibarbourou, les digo que son hermosos para que se sientan felices.

Senior Citizen – Así me gusta, todos deberíamos de saber convivir con los animales. Y mira nunca había escuchado yo eso de que si te escupían te caía el pelo, pero por lo que cuentas las que conociste eran muy educadas y no escupían.

Javier 16 dijo...

Pues yo Abedugu, ya me conoces, no desdeño la simpatía y necesaria utilidad de estas increíbles criaturas. Será que los veo con otros ojos más parciales, pero son reptiles que me fascinan totalmente. Con el varano, hace falta algo más de espacio para albergarlo.
Una entrada muy lograda y muy acertada. Eres muy generosa con todos los bichotes.

Abrazos

Mayte dijo...

A mi me parecen bellisimos...con unos ojos divinos y en sus genes toda una historia de vida a través de los años Carmen.

Me fascina!!

Besiños.

TriniReina dijo...

Sí, serán bellos, no lo dudo, pero habrán de reeducarnos en mirar y apreciar la belleza:)
Es broma, es que les tengo fobia a los reptiles, en particupar a las salamanquesas. No las soporto, pero tampoco puedo dejar de mirarlas, creo que para tenerlas localizadas. En verano decoran las fachadas, cerca de las farolas y siempre temo que me entren a casa, es mi terror.

Abrazos

clariana dijo...

Pues si los miramos objetivamente, yo creo que son hermosos, otra cosa es que hayan realizado tantas películas con monstruitos parecidos a ellos y lógicamente, los desvirtúan.
Es una buena labor por tu parte, de hacérnoslos ver con otros ojos.
La diversidad de animales que existen en la naturaleza es bella de por sí y así lo entenderíamos si los vieramos más en su medio natural. Un abrazo.

Toupeiro dijo...

Pero si es igualito a mi jefe.

Abedugu dijo...

Javier16 – Como digo al empezar “no son precisamente los más cercanos a los cánones ideales de belleza que solemos tener establecidos”, eso no quiere decir que sean feos si no que su belleza no coincide lo que tenemos establecido como tal, pero para mi todos los animales son importantes y sobre todo dignos de respeto. Y esa es la idea que intento transmitir en mi blog que como tú muy bien sabes de científico no tiene nada, sólo pretendo mostrar lo mucho que la naturaleza nos ofrece y sobre todo hacer campaña para que el respeto hacia ella sea lo habitual y no lo esporádico.

Mayte – Yo creo que todas las criaturas tienen su encanto pero muchas veces no prestamos la suficiente atención y por eso no se les encuentra.

TriniReina – Tu lo dijiste Trini, la educación es elemental, no se nos educó y me temo que todavía no se hace en la medida necesaria para que sepamos apreciar el valor e incluso la belleza de estos animales.

Clariana – Quizás el problema es que cuando nos los muestran ya nos dicen por adelantado que son feos o repulsivos o desagradables y esas palabras, a mi modo de ver injustas, son las que se quedan clavadas en la mente.

Toupeiro - Jaja, ¿cuál, el camaleón, la iguana, el varano?

Tawaki dijo...

No me importaría tener un camaleón como animal de compañía. Me parecen muy originales.

Abedugu dijo...

Tawaki - :-) No está mal pero no se si son fáciles de cuidar, lo mío son los gatos.