domingo, 18 de julio de 2010

En ausencia de su dueña

Desde que abrí este blog hago fotografías a todo lo que la naturaleza nos ofrece y que pone a mi alcance y gracias a ello pude ir apreciando cada vez con más fascinación todas las maravillas que nos ofrece desde las más grandes hasta las más pequeñinas. Pero hay unos animalinos que a pesar de ser comunes y corrientes en mi zona no logré fotografiar, las arañas. Por alguna razón me rehuyen, veo sus casas pero ellas siempre están ausentes, así que pensé que quizás si muestro sus obras tan perfectas tal vez algún día se dignen posar para mí.

Creo que no hace falta ninguna explicación, será suficiente con mostraros los distintos modelos de telas que me fui encontrando, espero que os gusten.














19 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Viendo el tamaño de las telas se me ocurre que quizá haya sido mejor no encontrarse con la araña....

Lástima que las fotos no se puedan ampliar pues las dos últimas son una maravilla.

Fabi dijo...

Desde que te siguo he podito admirar solo lo mas bello de la esta maravillosa naturaleza....
por favor, sigue asì.
siempre me gustan tus fotos.
un bacio y feliz domingo

clariana dijo...

¡Hola Abedugu!
Pues... cuando las arañas se enteren de las fotos tan preciosas que has expuesto en tu blog, sobre las telas que confeccionan, no dudo que saldrán a tu encuentro a felicitarte.
Un beso y buen domingo.

Ligia dijo...

Pues sí que hay modelitos de casas. Claro, esto debe ser como los humanos que cada uno hace su casa a su manera. Besos

Marian dijo...

La última foto es espectacular,la tela parece estar tejida con cristalitos.
Muy original,no las había visto de esas dimensiones.Y me alegro de que no hayas fotografiado a ninguna de las presas, aunque bien merecido, por su laboriosidad se lo tienen las arañas.
Un besín

Abedugu dijo...

Senior Citizen – Pues mira por donde a mi me hubiera gustado encontrarme con la araña pues llevo mucho tiempo detrás de una para fotografiarla y todavía no lo conseguí.
Como quise que se vieran bien las telas de araña, las fotos publicadas son un recorte pues con el macro no me salían bien.

Fabi – La maravillosa naturaleza está a nuestro alrededor y por buena que sea cualquier foto no superará nunca a verla en directo.

Clariana - :-) Espero que las arañas tengan ordenador y que visiten los blogs porque si no, no se van a enterar y me quedaré sin foto.

Ligia – A mi me sorprendió la cantidad de telas diferentes más teniendo en cuenta que la mayoría de las fotos fueron hechas en el mismo lugar.

Marian – Teniendo en cuanta la niebla que había el día que hice las fotos es lógico que las telas estuvieran mojadas pero se notaba más en las que colgaban de la verja que las que estaban en el suelo. Y no, ni vi a la araña ni a las presas y de esto último me alegro porque me darían pena.

Javier 16 dijo...

Hola Abedugu. Perdón por el retraso.
Has hecho un especial “telarañas”, y creo que no te has dejado ni una. Por otra parte, sensacionales.
El sábado pasado en el pueblo, que casualidad, andaba trasteando con una hierbecilla rozándola levemente por su tela simulando una presa para que mi hija pudiera ver a su inquilina. Debía de tener mucha hambre porque salió súbitamente, inyectó sus quelíceros (las mandíbulas) y me arrancó la fina hierba de los dedos. Que bestia el arañón. Era una telaraña de galería, de las que aprovechan los huecos entre las piedras para construirlas.

Saludos.

Aldabra dijo...

menos mal que no has puesto ninguna araña porque me moriría del susto, tengo fobia a las arañas (las grandotas, entendámonos) y cuando veo una aunque sea en la tele (me sucedió ayer) pego unos gritos y unas sacudidas en el sofá que ríete tú de los terremotos... en fin, he exagerado un poquito pero en serio que tengo fobia.

reconozco que sus obras son una maravilla, lo cortés no quita lo valiente.

bicos,

Mayte dijo...

Puf!! son una gozada! que belleza se encuentra a cada paso, en las cosas tan pequeñitas y llenas de vida...de verdad que me encanta y claro que infunden respeto tremendas telarañas...yo solo he tomado a una telaraña cerca de casa y con un respeto...pero nada que ver con éstas tuyas tan hermosas.

Un abrazo ;)

unjubilado dijo...

Hay un varias maneras para que salgan las arañas, una, atrapando una mosca o cualquier insecto y lanzándolo a la tela, en este caso veremos como va envolviéndola en una especie de capullo para inmovilizarla, en otra mucho mas simple es con un pequeño palito mover la tela con movimientos rápidos, cree que un insecto ha sido atrapado y por último con un simple pulverizador con agua, apuntar al agujero donde se esconde y suele salir a buscar otro lugar más protegido de la lluvia, este método no es excesivamente fiable.
Saludos

Senior Citizen dijo...

Se ve que unjubilado está doctorado en arañas....

Abedugu dijo...

Javier 16 – :-) Tendré que probar con lo de la hierbina, quizás es eso lo que me falla, que no llamo a la puerta, ya te diré si me dio resultado la próxima vez que me encuentre con otra telaraña.

Aldabra – Pues no les tengas miedo, no creo que te vayan a hacer nada, al menos las que hay por aquí, supongo que ellas nos tienen más miedo a nosotros que somos más destructivos.

Mayte – Fue curioso que casi todas ellas las encontré en la misma zona, en realidad nunca había visto tantas juntas y tan grandes.

Unjubilado - :-) Ya veo que eres un experto en hacer asomar a las arañas, pero descarto la primera que me parece cruel y la última porque creo que será fastidiarla demasiado, así que lo intentaré con la segunda.

Senior Citizen – :-) Es cierto, tal parece que hizo un master arañil.

Lamia dijo...

Vengo de paso y me he quedado atrapada en la tela.
Besos.

unjubilado dijo...

Senior Citizen, Abedugu no, no me he doctorado, simplemente me gusta observar la naturaleza y tratar de hacer lo mismo que ella, lo del agua lo observé hace unos doce años, un día soleado en verano, de repente todas las pequeñas arañas que había en el jardín se encaraman a las partes altas de los árboles y arbustos. A la media hora del cielo caía un verdadero diluvio, las pobres habían presentido la tormenta.
Saludos

Senior Citizen dijo...

Confieso mi crueldad: de niña, en el patio de mi casa, atrapaba moscas y las echaba en la tela de una araña para ver que hacía con ellas. Supongo que al madurar habré superado tan malos instintos...

Abedugu dijo...

Lamia - :-) No eres la única, yo también me quedé atrapada cuando vi tanta variedad.

Unjubilado – :-) Precisamente se obtiene un doctorado en naturaleza observándola y está claro que de arañas sabes bastante. Es muy interesante el detalle ese de que todas se subieron a lo alto antes de la tormenta. Esto me hizo recordar que hace poco en la tele hablaron de unas ranas o sapos, no recuerdo bien, que presentían los terremotos y también salían disparadas para ponerse a salvo.

Senior Citizen - :-) Un poco mala si eras, pero como veo que te arrepientes sinceramente, te perdonaremos tanto las moscas como yo.

Toupeiro dijo...

Pues yo veo arañas a diario; sin ir más lejos en mi bicicleta todo terreno que hace tiempo que no la descuelgo del garage.

La naturaleza está plagada de muchas pequeñas cosas que n solemos pararnos a disfrutar, porque siempre vamos con prisas; menos mal que hay gente, como tu, que nos lo recuerda...

Alejandro Kreiner dijo...

Son listas las arañas, en vez de ir a cazar ponen trampas para atrapar a sus presas.
Supongo que los humanos copiamos de las arañas lo de poner trampas para atrapar animales.

Saludos.

Abedugu dijo...

Toupeiro - :-) ¡Que suerte tienes con las arañas! Tendré que ir a visitar a tu bicicleta para fotografiar una.

Alejandro Kreiner – Bienvenido a mi casa.
Las arañas lo hacen para alimentarse pero los humanos la mayor parte de las veces lo hacen por diversión, al menos en estos tiempos.