sábado, 4 de octubre de 2008

Cosinas curiosas

La naturaleza nos ofrece muchas cosinas curiosas que a pesar de estar cerca de nosotros no todo el mundo repara en ellas, pero siempre hay alguien que lo hace y con una cámara las recoge para que los demás podamos disfrutar de ellas.

Maca nos regala esta foto de un panal construido en un muro.

Toupeiro nos muestra que hay animales que caminan sin dificultad cabeza abajo.

Chelo nos ofrece las siguientes fotos

Un montón de caracoles que peregrinan hacia algún lugar concreto.

No se que habrá en el interior de este árbol, pero este era el destino de los caracoles.

El viento en algunos lugares sopla en todo momento, no importa cual sea la estación.

Algunas plantas en su afán por trepar se agarran a lo que sea.

Y otras sacan sus raíces al aire como si estuvieran al revés.

Una lagartija que luce su larga cola.

Y otra que perdió la suya.

Un animalín que luce orgulloso su traje de lunares.

Setas que amigablemente se apiñan.

Y otra que prefiere la soledad.

Un árbol que presume de sus arrugas.

El musgo cubre de verde los árboles que perdieron sus hojas en otoño.

También se puede ver algún nido vacío.

Emilio y Esther también nos traen fotos curiosas.

Como esta roca que cayó contra el tronco de un árbol pero él se resiste a dejarse vencer.

Esta otra roca que parece una mesa tiene su propio árbol.

Aquí podemos verlo más de cerca.

Ellos también se topan con un nido vacío.

Y con esta rama seca que todavía conserva sus frutos rojos.

Aunque normalmente los pájaros suelen posarse en las ramas de los árboles, a veces también bajan hasta el suelo.

Y también se encuentran con el musgo que esta vez tapiza el tejado de una cabaña.

Las siguientes las hice yo que también quiero aportar alguna de mi cosecha.

Un día de viento en el parque.

Esta extraña libélula descolorida que creí que estaba muerta, pero no lo estaba, le hice la foto y salió volando.

Esta pobre mosca que cayó en la trampa de la tela de araña.

Una mariposa que estaba al otro lado del cristal de la ventana.

Y que al bajar un poco la persiana para sacarle otra foto por si no me salía la primera, curiosamente cambió de color.

No todos van a ser días soleados por muy bellos que sean, los cielos grises que anuncian tormenta también son hermosos y creo que esta foto de Chelo es una buena muestra de ello y con ella nos despedimos por hoy.

19 comentarios:

javier dijo...

Leo, esta semana me has puesto muchas cosas apetecibles para la cocina, te voy a robar todo, los caracoles, las setas, la miel, algún insecto para hacer una tortilla, te voy a limpiar el post, ja ja
Un saludico.

Ligia dijo...

Cantidad de fotos curiosas. Menos mal que las pude ver antes de que Javier hiciera limpia...

Marian dijo...

Te ha quedado un collage precioso.Es una buena manera de recuperar todas esas fotos que no encuentran espacio en una entrada determinada. Sería una pena que no pudiéramos disfrutarlas.
Curiosísimas me han parecido las formas caprichosas de las raices.
Un abrazo

Trini dijo...

Leo, nadie como tú para apreciar esos detalles que nos regala la naturaleza, que están ahí, pero no vemos la mayoria. Y qué decir de Chelo y sus caracoles y los demás fotografos de la vida, que te acompañan.

Gracias por mostras estas maravillas maravillosas.

Besos

unjubilado dijo...

Cuando vengo a ver tus fotos, lo primero que me pasa por la cabeza es que tendría que comprarme otra cámara, pero recapacito y pienso que seguro no era capaz de fotografiar este tipo de imágenes, ni tendría la suficiente paciencia para hacerlo.
Un saludo.

Tucuñi dijo...

Todos los sentidos son necesarios pero, para mí, la vista es importantísima; hay que aprender a mirar y disfrutar de lo que nos rodea. Hoy, la cámara de fotos es como un tercer ojo que por suerte retiene para siempre lo que ve.
Me encanta entrar en tu blog y, aunque pocas veces dejo mi rastro, sabes que te sigo con cariño.
Muchos besinos

jardí dijo...

Me han encantado todas estas fotos, los caracoles como se apiñan,las formas caprichosas de las raices, el cambio de color de la mariposa ¿se pondría pálida?, el pequeño arbolito en la piedra, te da alegria ver toda esta belleza natural. Gracias Abedugu.

Maca dijo...

Me encantan todas las fotos, hiciste cin ellas un lindo reportaje.
Ese árbol encima de la roca, parece un bonsay hecho por la naturaleza,sin necesidad de podas ni cuidados.
Todas las fotos son muy curiosas, no sabría cual escoger.
UN BESO Y BUÉN DOMINGO

Xana dijo...

oye, menuda colección más guapa y variada nos presentas hoy.
Son todas preciosas, con tanto colaborador/a ;-)...

Sobre la libélula me guata más la tuya, lucen mucho con las alas extendidas, peeero el aire :-(

Hoy estuve en un bosque como el que muestras, que pasada y que fríooooo, no entraba el sol, aunque lo volví a pillar, me cargaré el sensor, cachiss.

Besinos.

KAMELUCHA--MELA dijo...

Que cosas mas hermosas,,hay a veces tan cerquita,,y la mayoria de la gente no se da cuenta..,
pasa como si nada,,,
ese tronco lindo,,,esa piedra con su arbolito,,esos pequeños animalillos tan bonitos,,,
fotos curiosisimas ,gracias,,
besitoss,,,

Aldabra dijo...

me encanta pasear a través de tus fotos... siempre son tan bonitas... me encantó la del árbol en medio de la roca...

biquiños,

Abedugu dijo...

Javier – :-) Javierín, guapo, los animalinos que pongo en el blog “NI TOCARLOS”, puedes tomar la miel o las setas y si te apetece una tortillina, puedes hacerla de espinacas y queso que está buenísima.

Ligia – Jaja, ya le prohibí a Javier comerse ninguno de mis bichinos.

Marian – Es cierto, a veces van quedando fotos sueltas que en principio no forman conjunto, :-) así que yo tengo que inventarme uno.

Trini – Tengo muchísima suerte de contar con tantos y tan buenos colaboradores pues yo sola, al menos de momento, no podría hacer tantas fotos.

Unjubilado – No digas eso, claro que puedes hacerlas, si yo logro algunas buenas, y de fotografía no se nada, tú también puedes.

Tucuñi – Me alegra tu visita y supongo que te gustará ver algunas de tus buenas fotos aquí plasmadas. Jaja, y ya sabes, puedes entregarme más cuando quieras, yo encantada.

Jardí – Es que la naturaleza es así, nos regala belleza y cosas curiosas todos los días, nosotros lo único que tenemos que hacer es saber mirar.

Maca – Tienes razón, parece un bonsái, creo que en esa zona había muchos, :-) la naturaleza no necesita ayudas para resultados como este, lo que hace falta es respetarla y cuidarla con mimo.

Xana – Tú si que tienes suerte que puedes desplazarte por esa maravillosa zona en donde vives y donde la naturaleza se manifiesta de forma tan abundante y que captas a la perfección con tu cámara.

Kamelucha-mela – Se va demasiado deprisa por la vida y no se suele fijarse en las cosas que nos rodean y es una pena pues se pierden detalles tan hermosos como estos de las fotos.

Aldabra – Me alegra que te guste pasear por mi casa, me encanta compartir toda esta belleza.

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Que hermosas fotografìas y como dices, muy curiosas algunas.
Es muy rico recrearse vièndolas.

Mi querida Abedugu , hoy he vuelto a este mundo lleno de gratos momentos, y de gente tan maravillosa como tú y tal como les había contado, con un nuevo blog : http://www.susanaveracruz-arteydiseno.blogspot.com/

Te hago con todo mi cariño amiga mía la invitación, y así me acompañes en este nuevo emprendimiento en el que he puesto todas mis ganas y del cual espero lo mejor hacia el futuro.

Te dejo un besito enorme , todo mi cariño de siempre y mis infinitas gracias por haberme acompañado, sobre todo en los malos momentos.

Susana ( Agualuna)

Toupeiro dijo...

Efectivamente no solo los días de Sol son hermosos. Un buen chubasco o una gran tormenta son encantadores cuando estás a salvo y llevas mucho tiempo sin disfrutar de ellos, porque si son a menudo se convierten en un incordio.
Cojonuda selección de fotos y, como siempre, bien presentadas.
Bicos

Goathemala dijo...

Preciosas. Un gozo para la vista.

Gracias.

Neurotransmisores dijo...

Todavía nos queda mucho que aprender de la naturaleza.

Saludos.

Abedugu dijo...

Susana Vera-Cruz – Me alegra que te gusten.
Deseo que los malos momentos ya hayan pasado y te visitaré en breve.

Toupeiro – Todo en demasiada abundancia llega a cansar, pero los días grises de lluvia son una maravilla, :-) aunque me temo que somos pocos los que pensamos así.

Goathemala – La naturaleza siempre lo es.

Neurotransmisores – Y que lo diga.

Lamia dijo...

Es casi mágico ver cómo el viento despeina a los sauces.

CarlosPL dijo...

Las fotos son preciosas. =)