viernes, 21 de septiembre de 2007

Geranios

Si hay una planta ornamental que da más belleza, alegría y color, de lo que recibe en cuestión de cuidados, esa es el geranio. Ver los balcones y ventanas adornados con esta planta produce en el que los mira una sensación de alegría y los pueblos y ciudades adornados con geranios son mucho más agradables que los que tienen balcones y ventanas vacíos de flores.

Son muchas las variedades de geranios en las que no vamos a entrar pues aquí sólo se habla de belleza, así que nos referiremos sólo a los colores que son más frecuentes, como blanco, rosa, rojo, malva o jaspeados en diversos tonos.

Quizás este año no fue muy pródigo en geranios y en mi recorrido fotográfico sólo pude encontrar lo que os muestro a continuación.


9 comentarios:

IRIS dijo...

¡Qué bonitos!
Mi madre tiene la casa llena de plantas y como no, también geranios (rosas y rojos).La verdad los cuida un montón, está siempre preocupada de que tengan luz suficiente,de regarlos habitualmente,los abona con cierta frecuencia,...¡Es su pasión! Y no me extraña, embellecen y crean un entorno natural tanto dentro como fuera de la casa inigualable.
¡Ojalá tuviera yo el tiempo suficente para poder tener plantas y cuidarlas como se merecen!
Pero mientras tenga a la fierecilla de mi gato me temo que no va ser posible,puesto que me comería hasta la maceta. Así que, mientras me conformaré con un par de cactus (estes no son de su agrado), que aunque no son tan coloridos también tienen su encanto.

Un abrazo linda!

Anónimo dijo...

¿Tu sabias que los geraneos de distintos colores no deben ponerse juntos en la época de la germinación porque se polinizan unos a otros y cambian su color original?. Eso me lo comentó el bedel del Instituto de Jerez. Yo hice la prueba y que quieres que te diga. Lo que si es cierto que donde se pone un patio andaluz, si hay geraneos claro¡, no se pone Le Petit Trianón. Bueno y todos los balcones de España.Un abrazo Licinia

Abedugu dijo...

Iris - :-)) ¿Así que tienes un gato?, te gano por tres a uno.
En las ventanas de mi casa había petunias pero se estropearon con el viento y tuvimos que quitarlas, creo que ahora volveremos a los geranios para ver si hay más suerte.

Anónimo - No se si ese bedel sabe mucho, pero en mis ventanas hubo geranios de varios colores y nunca les pasó nada de eso.
Un patio andaluz lleno de geranios es una verdadera preciosidad.

Darilea dijo...

Que bonitos son los geranios, yo tenía muchos en la terraza, y una de las fotografías (la del balcón)
me recordó a un cuadro a punto de cruz que le hice a mi madre.
En Sevilla es raro el balcón que no luce cargadito de ellos.
Besitos :-)

Marian dijo...

Da gloria ver ventanas y balcones luciendo esos colores tan llamativos y alegres. El geranio tiene fama de agradecido… sólo hay que ver las fotos. Recuerdo su aroma peculiar en la galería de la casa donde nací y cómo mi madre los cubría con plásticos durante el invierno para protegerlos de las heladas. Ah, y el intercambio de esquejes entre las vecinas que, en el fondo, practicaban la botánica de oído pero con resultados muy innovadores…
Un besín

Fusa dijo...

Caramba !!!!!!, has reunido una preciosa colección, te dejo un poema, ya sabes, cualquier dia lo subo a mi blog.

ENTRE LOS GERANIOS ROSAS

¡Entre los geranios rosas,
una mariposa blanca!


Así me gritó la niña,
la de las trenzas doradas:
-corre a verla, corre a verla,
que se te escapa.


Por los caminos regados
del oro nuevo del alba,
corrí a los geranios rosas,
¡y ya no estaba!


Volví entonces a la niña,
la de las trenzas doradas.
«No estaba ya», iba a decirle.
pero ella tampoco estaba.
A lo lejos, ya muy lejos,
se oían sus carcajadas.


Ni ella ni la mariposa;
todo fue una linda trama.


El jardín se quedó triste
en la alegría del alba,
y yo solo por la sola,
calle de acacias.


Y esto fue mi vida toda:
una voz que engañó el alma,
un correr inútilmente,
una inútil esperanza...


¡Entre los geranios rosas,
una mariposa blanca!

Jose María Pemán

Abedugu dijo...

Darilea - En esta zona suelen verse muchos geranios en balcones y ventanas, pero hubo una plaga de unos bichejos que acabó con la mayoría. Parece que ahora vuelven a resurgir.

Marian – :-) Tienes razón, el geranio es como la planta de las vecinas, se intercambian esquejes para poder lucir orgullosas sus ventanas logrando muy buenos resultados.

Fusa – Muchas gracias por el poema, tus conocimientos de poemas y poetas no tiene límite y de eso podemos disfrutar mucho en tu blog.

unjubilado dijo...

Preciosas fotos. Creo que lo que más les perjudica a los geranios además de las heladas es el exceso de atención.
Se les puede ver, oler (Pelargonium capitatum, Pelargonium crispum, Pelargonium graveolens,...) pero si nos pasamos con el abono o el riego, la planta lo nota y si insistimos se mueren.
Un abrazo

Abedugu dijo...

Unjubilado - Por eso digo que son las plantas que dan más de lo que reciben en cuidados, duran bastante con flor y alegran un montón.