domingo, 5 de febrero de 2012

Otra clase de jardín

Hace poco disfrutamos con la vista de un jardín hecho por la mano del hombre, hoy vamos a deleitarnos con otra clase de jardín, el que la madre naturaleza crea y cultiva en plena montaña.

Donde parece que nada pueda crecer, ella logra que las flores luzcan hermosas




o las esparce por la hierba dándole un toque alegre de color


a veces deja que se muestre en solitario


o la acompaña con otras logrando un bello conjunto


se esmera en colores y formas







y no deja ni prado ni roca sin un adorno





¡Gracias Esther por estas fotos!

14 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Las flores de la montaña tienen algo que las hace únicas, y únicas son algunas especies de Sierra Nevada que nacen después de haber estado casi todo el año cubiertas por la nieve como la llamada Amapola de Sierra Nevada

unjubilado dijo...

Me gustan las fotos, cuando vaya a Broto me tendré que poner las gafas de ver detalles como los que tu nos muestras, comprarme otra cámara y no mirar al rio para tratar de ver pescar las truchas para llevarme a casa.

Abedugu dijo...

Senior Citizen – Preciosas esas amapolas se Sierra Nevada.
A mi me asombra la cantidad de flores preciosas y variadas que se encuentran en la montaña, flores que nadie cultiva y lucen mejor que las de cualquier jardín.

Unjubilado – Me parece estupendo, seguro que por allí las flores serán hermosísimas así que a ver si haces unas cuantas fotos y nos las muestras. ¡Y deja a las truchas en paz!

TriniReina dijo...

Otra clase de jardín y por ello no menos precioso. Yo diría que más, debido a los elementos contra los que se defienden sin pausa.

Besos

Anónimo dijo...

Ya falta menos para poder ver todas esas flores por nuestros prados y montes, lo cierto es que no apreciamos lo que tenemos hasta que alguien como tu o Esther nos lo recuerda. Un besin. Isa

Senior Citizen dijo...

En los jardines y en nuestras macetas siempre estamos añadiéndoles cosas a las plantas, que si abonos, que si insecticidas, pero mira en estas fotos, tan bellas sin que nadie las cuide.

Abedugu dijo...

TriniReina – A mi me parece mentira que se den tantas flores en sitios que parecen poco propicios y que sin cuidarlas nadie estén tan bellas.

Isa – Uno de los propósitos de este blog desde su creación es animar a la gente a que se pare a mirar y contemplar todas las maravillas que nos ofrece la naturaleza y que nos las ofrece de forma gratuita.

Senior Citizen – Eso digo yo, no tienen jardinero que las contemple y sin embargo igualan en belleza a las flores mas cuidadas.

Mayte dijo...

Creo que pocos jardínes más hermosos que los naturales, llenos de vida, de color y que tú sabes ver.

Mil besos!

Abedugu dijo...

Mayte - Es que las flores, estén en donde estén alegran cualquier lugar.

Oréadas dijo...

Sorprende la naturaleza, la belleza con la que salpica lugares inexperados. Besitos

Tawaki dijo...

Preciosas fotos. Artificiales o no, los jardines son siempre una bendición. Un abrazo.

Abedugu dijo...

Oréadas - A mi la naturaleza siempre me sorprende con algo nuevo, es extraordinaria.

Tawaki - Tienes razón, cualquier jardín es una belleza.

Javier 16 dijo...

Estos jardines son libres y no están sometidos a las impertinencias humanas de constantes y molestos cuidados que agobian en parte a las plantas.

Así crecen a su antojo, donde con suerte en su ubicación, tienen todo lo que necesitan hasta el final de sus vidas.

Saludos.

Abedugu dijo...

Javier 16 - Si, me imagino que estas plantas gozan con la libertad de que nadie les diga en donde nacer, ni donde ni cuando florecer, sólo dependen de la naturaleza.