domingo, 19 de junio de 2011

El arte en la naturaleza II

Como dije en la primera parte, esa gran artista que es la Naturaleza tiene también unas obras que perduran en el tiempo pues están hechas en piedra utilizando como herramientas el agua y el viento, obras con las que empezaremos esta segunda parte.

No dejan de asombrarnos estas dos enormes piedras que milagrosamente se mantienen en equilibrio y a las que alguien les dio el nombre de “Canicas del diablo”


¿un cuadro abstracto tal vez? Bien podría ser, pero es un detalle de una roca roja


y de rojo seguimos con estas rocas que forman una barrera entre el azul del cielo y el verde de la vegetación


y las formas geométricas no faltan en el arte, como en estas rocas volcánicas que semejan un conjunto de columnas


o en estas otras rocas con distintos dibujos que además están adornadas con sal


y hablando de sal, en esta obra de arte cubre todo el suelo y en el cetro se erige esta escultura de piedra a la que alguien tituló “Las tres Marías”


más piedra, esta vez en formas redondeadas esparcidas por la arena de una playa como si de grandes balones se tratara


pero la Naturaleza a veces quiere guardar sus obras de arte escondiéndolas bajo tierra. Son unas obras muy bellas conseguidas a lo largo de mucho tiempo y que ella guarda con mimo


dejando la piedra pasaremos a otro tipo de arte que recoge la belleza de algo muy importante, los árboles, como este bosque de bambú


o este laberinto de ramas que en lugar de alzarse hacia el cielo prefieren reposar en el suelo


no hay duda de que esta artista maravillosa empleó su tiempo en crear el tronco de este árbol adornándolo con un trabajo minucioso


y finalizamos con la muestra de árboles con este delicado detalle de unas hojas que parece quieran adornar el cielo


mostramos ahora las obras más conocidas quizás de esta artista, las flores, como este cuadro que entre luces y sombras muestra, en amarillo y rojo, cuatro flores que lo ocupan en su totalidad


o este conjunto de pequeñas flores blancas que terminan en un difuminado


la artista decidió hacer estos ramilletes tan alegres combinando el rosa y el amarillo


y no abandonó el amarillo esta vez para que acompañara al rojo


y como despedida de las flores presentamos estas color naranja adornadas por dos mariquitas a juego


continuará……

15 comentarios:

TriniReina dijo...

Nunca me deja de impresionar la piedra. Sí, ya sabemos de la belleza de las flores y el poderío de los árboles, pero la eternidad de la piedra siempre me hace reflexionar, por sobre todo, de lo que somos.

Abrazos

Abedugu dijo...

TriniReina - Lo que tiene la piedra es que es casi eterna y nos muestra lo poca cosa que somos, mientras que árboles y flores desaparecen primero casi como nosotros.

Senior Citizen dijo...

Los hombres pasan, pero la Naturaleza permanece. Por algo en la narración de la Creación en la Biblia las piedras, los árboles y las plantas son anteriores al hombre y aunque sabemos que la Biblia no es Ciencia, la realidad científica también fue así.

GUILLERMINA dijo...

Si existe tanta belleza al alcance de nuestra vista ¿que tendrá Gea escondida en sus entrañas?.

Abrazos

Abedugu dijo...

Senior Citizen - Teniendo en cuenta lo que dices si tanto plantas como árboles como animales son anteriores al hombre ¿a santo de qué nos creemos con más derechos que ellos en la Tierra?

Guillermina - Pues seguro que muchas joyas que ni siquiera se atreve a mostrar viendo lo mal que tratamos a las que están a la vista.

Javier 16 dijo...

Estas cosas Abedugu me gustan verlas en silencio pero, como aquí el silencio no se nota y no deja nada escrito, tengo que describir mi sensación personal que es de admiración absoluta ante la naturaleza.

Las mariquitas están muy elegantes con sus trajes de rayas…

Saludos.

Ligia dijo...

Impresionantes las fotos. Es verdad que la naturaleza es puro arte. Abrazos

Mayte dijo...

Las he ido mirando con detenimiento...y me decia: "esta es mi favorita, no esta otra...no no esta" Es imposible decidirte por una que llame tu atención, es tanta la belleza, tantos colores, aromas asociados que solo vale disfrutar de cada una y decirte Gracias por compartirla :D

Un abrazo enorme!!!

unjubilado dijo...

La Naturaleza hace cosas maravillosas, en ocasiones le cuesta muchos años, canicas gigantescas, estalactitas, rocas salinas... otras nos las ofrece constantemente, los árboles, arbustos y flores, los modifica año a año... Pero cuando se enfada es terrible, echa por tierra la labor de mucho tiempo y nos asusta haciéndonos recordar que ella es la que manda en este Planeta.
Saludos

Abedugu dijo...

Javier 16 – Yo soy otra gran admiradora de la Naturaleza, nunca me canso de contemplarla y además siempre me sorprende con algo nuevo.

Ligia – Así es ¿qué artista puede superarla?

Mayte – Yo creo que no se puede elegir una sola pues cada una en su estilo es única e incomparable con las demás.

Unjubilado - ¿Y a ti te extraña que se enfade? Sabe de sobra que los que podríamos valorarla en lo que se merece no sólo no lo hacemos si no que nos dedicamos a destruirla y en ese caso dirá que si se va a destruir ella tiene más derecho que nadie pues fue su creadora.

Toupeiro dijo...

Todas las fotos son maravillosas, mis preferidas las canicas del diablo.

Abedugu dijo...

Toupeiro - Pues si quieres la foto en más grande me lo dices y te la mando para que las tengas de recuerdo.

GUILLERMINA dijo...

Repito la toma del jarabe de la Maravillosa Naturaleza esta vez para hacerte una pregunta:¿veis por casualidad algo raro en mi bloc?. Existen algunos seres irracionales que me tienen contentísima y los conozco. No puedo publicar. Un besazo Guille

Oréadas dijo...

Me encantó este bonito reportaje que has colgado de la naturaleza y es qué es tan inmensa su belleza que jamás deja de sorprenderme.
Un besito.
Pd: Seguro que conoces la Ciudad Encantada de Cuenca, las rocas asemejan caras y animales, si no lo conoces te encantará

Abedugu dijo...

Guillermina – Cuando pasé ayer por tu blog no vi nada raro, así que espero que tus problemas se resuelvan.

Oréadas – Me alegra que te haya gustado.
Cuenca y su Ciudad Encantada son dos lugares que nunca pude visitar a pesar de estar en el principio de mi lista de sitios interesantes.