domingo, 8 de mayo de 2011

Setas

Aunque las setas pertenecen más al otoño que a la primavera hoy les dedicaré el reportaje con las fotos de unas setas que me llegan de las antípodas, pues allí si están en otoño.

Cuando en algún lugar se quiere poner un adorno que imite a unas setas se suele elegir la clásica roja con lunarinos blancos y aunque alegren el lugar hay que reconocer que no logran la belleza de las naturales.


Veamos ahora una colección de setas de distintos colores.
Estas marrones se esconden en el hueco de un árbol, quizás allí se encuentran muy protegidas.


y ahora una bellísima seta azul desde dos ángulos diferentes



del azul pasamos al rojo intenso



y esta otra que aunque roja en la parte superior tira a naranja en los bordes


y ahora pasamos al blanco



originales son estas setinas de tallo rosa



y esta anaranjada con pintas blancas que está escondida entre las piedras


y que me decís de esta preciosa seta que parece una coqueta mesa de jardín


vemos otras setas escondidas bajo el tronco cortado de un árbol y nos acercamos a mirar



el amarillo es un color que atrae y nos llama la atención, así que hacia allá vamos y nos encontramos con estos preciosos ejemplares



agradezco a Lucía todas estas fotos, pero hoy como despedida pondré una que hice yo en mi última excursión y que creo que es original ya que es una seta de color dorado que crece feliz en una boñiga seca de vaca.

14 comentarios:

TriniReina dijo...

Sí que es original la última foto. Pienso al verña, qué comería la vacaO o, quizás, la seta estaba previamente allí abajo y decidió salir a respirar.

En verdad que son bonitas las setas y tienen algo como de misterio.

Besos

Ligia dijo...

No sabía que hubiera tal variedad. A mí me recuerdan a los Pitufos, menos la última, claro. Abrazos

Senior Citizen dijo...

Tengo que confesar que he visto muy pocas setas en mi vida, por lo que no sabía que hubiera tanta variedad y de un aspecto tan vistoso. Debe ser muy bonito verlas en el campo con esos colores tan vivos. Gracias por mostrarnos una vez más cosas que no conocemos.

Abedugu dijo...

TriniReina - :-) Necesidad tendría la pobre de salir a respirar pues el aroma no debía de ser precisamente agradable.

Ligia – Yo tampoco conocía setas tan variadas, por ejemplo nunca había visto una azul.

Senior Citizen – Tienes razón que debe de ser muy agradable verlas al natural en el bosque. Por aquí por supuesto que las hay aunque no creo que de tantas clases.

Javier 16 dijo...

Así como la flor emana belleza a raudales, las setas que carecen de ellas, lo hacen como seres atractivos, con gracia en sus formas y arte en sus colores. No sé la cantidad tan grande de magia que tienen las setas para ser capaces de llamar mi atención y mirarlas como si fuera la primera vez. Son espectaculares y con gran poder de atracción.

Ha sido una tira de imágenes realmente alucinante, mejor que la sustancia alucinógena de alguna de ellas; este alucine es sin efectos secundarios.
Muy guapas las fotos Lucía y Abedugu, y el texto también.

Saludos.

Mayte dijo...

Que emoción!!! es la primera vez que veo uno azul, esta hermoso :D

Gracias por este paeso entre setas...son hermosas.

Besiños.

Senior Citizen dijo...

No se si será comestible la última, pero yo no me la comería por muy dorada que sea....

unjubilado dijo...

En Broto, y en Otoño hay muchos tipos de setas, incluso en mi césped, pero como solamente conozco tres o cuatro variedades, las demás las dejo donde están, me gustan a la plancha, cocidas y revueltas con ajetes u otras verduras, pero las desconocidas las dejo, por si acaso.
Y que bonitas son algunas, como las fotos que nos enseñas.
Feliz domingo.

almena dijo...

No, la primera foto no tiene comparación

:)

Me encanta esa de color azul.

Y tu seta dorada, ¡qué curiosa! y además nos enseña cómo de lo que consideramos un desecho puede nacer la belleza.

Besos!

Anónimo dijo...

Lo bueno de las setas es que no solo son bonitas, son riquisimas. Yo nunca comi ninguna que no fuera comprada pues me dan miedo, todos los años hay intoxicaciones graves por su culpa. Tu foto demuestra que hasta de lo peor puede salir algo bueno. Un beso

Abedugu dijo...

Javier 16 – Quizás las flores por más numerosas llaman más la atención, las setas mas discretas y escondidas pasa a veces desapercibidas por eso es justo fotografiarlas y darlas a conocer pues no están exentas de belleza.

Mayte – Tampoco yo había visto ninguna azul y me parece preciosa, casi parece de cristal.

Senior Citizen – Jaja, ¿y con que crees que se abonaban las patatas antes? Y seguro que te las comías. Una lavadina y ya está.

Unjubilado – A mi las setas sólo me gusta para admirarlas, para comer no me gustan.

Almena - :-) Como le digo a Senior Citizen al fin y al cabo eso era el abono de antes, ahora ya no se si se utiliza aunque los abonos químicos no deben de ser mejores.

Anónimo - :-) Yo me quedo sólo con lo de bonitas, nunca las como.

Aldabra dijo...

¡¡fantásticas y nunca (hasta hoy) vistas por mí!!

biquiños,

Abedugu dijo...

Aldabra - Yo tampoco las había visto todas.

clariana dijo...

¡Hola Abedugu!
Muy bellas las setas de todas estas fotos, el colorido, la variación, ciertamente son más discretas que las flores pero no exentas de esa belleza tan característica de lo natural.
Muy original la última. Felicidades a las dos fotógrafas. Un beso.