sábado, 3 de enero de 2009

Vamos a la huerta (III)

Después del descanso navideño volvemos a la huerta para hacer el último recorrido pues no sería justo dejar una parte sin visitar.

FRÉJOLES

PEPINOS

PUERROS

PIMIENTOS

REPOLLOS

ZANAHORIAS

TOMATES

Con la caída de la tarde, cuando el sol empieza a decirnos adiós, nos vamos despidiendo de la huerta que tantas satisfacciones da.

Antes de marcharnos echamos un vistazo al paisaje que nos rodea y comprobamos que incluso a lo lejos, se puede ver el mar.

24 comentarios:

Ligia dijo...

Una huerta muy completa para hacer una maravillosa ensalada, entre otros platos. Besos

Aldabra dijo...

que bonitos tonos de verde... me encanta la rama de la zanahoria...

bicos,

almena dijo...

¿Es tuya?
porque además de ser una excelente fotógrafa, también una estupenda horticultora!!

Enhorabuena por todo.

beso!

Isabel Romana dijo...

Qué huerta tan hermosa, querida amiga. Me gusta que la fotografíes así, tan de cerca, recordándonos la belleza que nos brinda la naturaleza domesticada y todo el bien que nos hace. Y ese sol del atardecer, que arranca colores dorados... Me ha gustado mucho tu huerta. Un abrazo muy fuerte y que este año nuevo crezca como sus frutos.

Abedugu dijo...

Ligia - :-) Tienes razón, la ensalada y otros platos elaborados con productos de la huerta se mostrarán la semana que viene.

Aldabra – Una de las cosas bellas de la huerta es precisamente su colorido, sobre todo en los tonos verdes.

Almena – :-) Pues como no me gusta quedarme con lo que no es mío te diré que la huerta no es mía ¡qué más quisiera yo!, aunque si probé sus productos y las fotos en esta ocasión tampoco las hice yo, ahora apenas puedo hacer alguna, pero tengo la gran suerte de tener buenos y amables colaboradores.

Isabel Romana - :-) Como le dije a Almena, la huerta no es mía aunque estaría encantada de que si lo fuera, y las fotos esta vez no las hice yo, son de Emilio y Esther que amablemente trabajan mucho para este blog.

Javi dijo...

Con lo que he recogido del huerto ya tengo comida para unos días, con la crisis que tenemos encima se agradece que nos pongas tan a mano la huerta en casa, que buena eres Leo.

Fuga dijo...

Hummmmmmmmm que bueno debe estar todo, que suerte tienen Emilio y Esther de disponer de un pequeño paraíso, además ven el mar, que más se puede pedir????

Las fotos son espléndidas, dan ganas de alargar la mano y tomar los frutos para la ensalada ;-)

más abrazos.

Juan Luis G. dijo...

En esa huerta hay mucho trabajo. Humm, rebosa frescura.

Saludos.

TriniReina dijo...

No has podico elegir mejor tema para la vuelta de las navidades.
Me gustan las huertas y en verdad, tras tanto abuso de comilonas, las verduras vienen de perlas para estos días.

Besos

Nuria dijo...

Las fotos son un regalo para la vista; las palabras lo son para el espíritu.

Gracias.

clariana dijo...

Me gusta mucho ver como crecen, como maduran, esos alimentos que comemos tan a menudo y que los de ciudad, estamos tan lejos de seguir los procesos que experimentan en la huerta. Cuánto le debemos a la naturaleza y a esas personas que cuidan día a día de nuestros alimentos. Y también a vosotros que a través de las fotos nos los dáis a conocer. Un beso muy grande amiga.

Lydia dijo...

Me gustaría pasar una semana contigo y que me enseñaras como hacer un huerto tan maravilloso. Esto es arte. Por que no haces un libro para principiantes? Estoy harta de comer verdura que no sabe a nada. Y mala para la salud. Tendrias algun libro para aconsejarme como hacer un pequeño huerto?

Gracias por estas fotos tan fantasticas, me has despertado el sentido del paladar, de la vista.

Un beso,

Abedugu dijo...

Javi – Jaja, ya se que soy buenísima sobre todo teniendo en cuenta que la huerta no es mía.

Fuga – Tener una huertita es una gran suerte y lo de la ensalada, la semana próxima.

Juan Luis G. – La huerta de trabajo pero los frutos que proporciona son una buena compensación.

Trini Reina - :-) Si, creo que vamos a tener que estar una temporadina a verdurinas para paliar un poco los excesos.

Nuria – De acuerdo contigo y yo añadiría que los productos recogidos en la propia huerta son buenos para el cuerpo.

Clariana – Hay una gran diferencia entre los productos comprados y los recogidos directamente de la huerta, aquellos tienen que pasar por unos procesos de conservación, estos van directamente a la cazuela.

Lydia – Tengo que aclararte que la huerta no es mía y yo se poco, por no decir nada, de horticultura, de esa huerta lo más que hice fue disfrutar comiendo sus productos que son excelentes. En cuanto a los libros, seguro que hay bastanteas escritos sobre el tema ya que últimamente todo el que puede tiene una huertina así que no te será difícil encontrar lo que quieres.

Alex dijo...

Buenos productos para la dieta mediterránea.

Saludos

Anónimo dijo...

Ya he leido en algún comentario que nos vas a dar envidia con tus guisos y tus ensaladas, claro que esta vez lo vas a tener difícil, por una parte están los/las que quieren adelgazar y por otra los que queremos recuperar unos kilitos.
Tengo una persona en casa que recuerda su huerta y el burro con el que llevaba sus productos a vender por los alrededores, en ocasiones caminatas de 6 horas.
Si fuera posible le enseñaría las fotos.
Un abrazo.

unjubilado dijo...

Perdón, el anterior anónimo soy yo, es que me ha llamado y he pulsado Intro sin querer.

RosaMaría dijo...

Qué preciosa huerta, que apetitoso todo, hermoso paisaje, buenisimas fotos...
Socorro, tengo un almácigo de albahaca de hoja ancha, tendrán 3 cms algunos y otros pequeñísimos, todos juntitos, cuál es el siguiente paso?. Gracias. Una primeriza en almácigos. Abrazote

Darilea dijo...

De cosillas de huerta tenemos que tener llenita la nevera, uff con los excesos.
Una delicia de fotografías.
Besitos :-)

amigoplantas dijo...

Y una sola tomatera puede dar un buuuuuffffff de tomates, claro que si se quiere que sean más gordos se pueden "aclarar" cuando son pequeños dejando menos por cada mata para que les llegue más "sustancia" a cadauno de los que quedan

Bueno, se puede hacer eso o se puede atiborrar la planta con nitratos y similares (y con sobreexcesos de agua), mientras que se la reboza en pesticidas, porque en esas condiciones de cultivo su resistencia natural a las plagas y enfermedades está reducida a casi cero-pelotero

Tawaki dijo...

¡Qué rico! los productos de la huerta no tienen nada que ver con esos que exhiben en los estantes del supermercado.

Un abrazo.

Abedugu dijo...

Alex – Por supuesto que si.

Unjubilado - :-) Bueno, tanto como envidia no que seguro que muchos cocinan mejor que yo, sólo intentaré dar una idea de lo que se puede hacer con esos maravillosos productos de la huertina.
Seguro que si pudiera ver las fotos te contaría un montón de anécdotas que le pasaron en aquella época, pena que no se encuentre bien.

Rosa María - :-) Lo siento, pero yo no puedo darte consejos porque no poseo ninguna huerta y por lo tanto no se nada de horticultura y a estas alturas no creo que llegue a poseer algo más que un tiesto.

Darilea – Estos productos de la huerta no pueden faltar pues son ricos, sanos y muy apañados para hacer variadas recetinas.

Amigoplantas - :-) En esta huerta te puedo asegurar que no se atiborra a las plantas con porquerías de esas, por eso lo que se recoge es sano y sabroso.

Tawaki – Estoy de acuerdo contigo, yo probé los de esta huerta y ni punto de comparación, tienen otro sabor y otra textura.

RosaMaría dijo...

Gracias.. pues me animé y los transplanté, están todas las plantitas mirándome como diciendo, "así separada estoy mejor", de crecer todas voy a tener para el barrio entero, y como dicen que la albahaca ahuyenta los mosquitos, por esta zona ni asomarán. Abrazote y felicitaciones por las fotos.

toño dijo...

Preciosas las fotos!

RosaMaría dijo...

Pues no tuve que averiguar nada, la naturaleza siguió su curso, las separé y he tenido albahaca hasta ahora que el calor las ha maltratado. Siguen deleitándome con gusto y sabor. Gracias y un gran abrazo.