domingo, 2 de diciembre de 2007

Desde Australia I

Desde Australia me envían unas cuantas fotografías que voy a dividir en dos partes, la primera la dedicaré a paisajes y la segunda a animales.

Creo que merece la pena contemplar paisajes tan diferentes con los que la naturaleza adorna toda la tierra. A Australia la dotó de una tierra roja muy llamativa y de otras cosas que veréis a continuación.

Comencemos a recorrer el camino.

Nos encontramos con estas “piedrecillas”.

Y esta otra que se abrió por la mitad.

Aunque los árboles estén verdes, su alfombra es de hierba amarilla.

Un pequeño y refrescante río.

Entre la vegetación surgen dos lagunas como ojos y un arenal.

Los arenales luchan con la vegetación para ir ganando terreno.

Una gruta en la que se cuela una cascada.

Surge de pronto una extraña montaña totalmente roja.

Pero es efecto del sol, porque por este lado se ve sólo rojiza.

Lo mismo que por este otro.

También podemos ver muchas y variadas playas, como ésta que parece interminable.

O esta de arenas tan blancas.

O esta en donde al bajar la marea deja un bonito dibujo de ondas en la arena.

Y esta otra en donde las aguas no parecen reales.

Volvemos a la tierra roja para visitar este cañón en donde la vegetación se niega a desaparecer.

Y ahora el paisaje rojo es en forma de montañas.

Pero también puede ser llano donde la vegetación se agarra con fuerza al suelo y algunos pequeños árboles adornan el paisaje.

Pero no todo es tierra roja, a veces queda tapizada por plantas verdes y un árbol seco que no está exento de belleza.

Cae la tarde y nos sorprende esta extraña puesta de sol tan llena de colorido.

Y con esta otra que nos avisa del final del día despedimos el recorrido por los paisajes de esta tierra.

14 comentarios:

Toupeiro dijo...

Australiaaa patria queridaaa Australiaaa de mis amoreees
creo que me equivoque en algo, mi neurona se está haciendo vieja.


¡Que bonito es saber apreciar lo maravillosa que es la naturaleza, incluso un árbol seco...

Pena que a los poderosos no les preocupe lo más mínimo.

AdR dijo...

Uf, cuánta belleza, lo de las playas vírgenes me ha dejado babeando de la envidia... ay. Gracias por este paseo tan maravilloso.

Saludos

Fusa dijo...

Que belleza !!!!!!!!
Me encanta viajar contigo a través de otro continente.
Felicita a L por estas preciosas tomas, quien pudiera estar ahí!!!!

A ver si un año de estos nos liamos la manta, digo el avión y nos ponemos ambas cabeza abajo, ya me gustaríaa.

Gracias amiga por acercarnos paisajes imposibles y espectaculares.

Abrazos.

Livaex dijo...

Preciosas fotos. Me hago a la idea de que estoy allí admirando el paisaje. Un abrazo

IRIS dijo...

Maravilloso post, me ha encantado, menudo viaje tan lindo nos has preparado por la desconocida Australia, si es que ya tengo unas ganas de que llegue esa segunda parte...
Un abrazo enorme, para una bloggera maravillosa!

Abedugu dijo...

Toupeiro – :-) Hombre, el tono estaba bien dado, pero me parece que cambiaste pelín la letra.
Pues si, hasta un árbol seco tiene belleza si se mira con atención.

Adr – Pues anímate y visítalas en tus próximas vacaciones y de paso nos traes nuevas fotos.

Fusa – Por lo que contó, fue un viaje magnífico, pero me temo que yo nunca lo veré en vivo y en directo.

Livaex - :-) Bueno cuando no se puede viajar de forma real, siempre nos queda el hacerlo a través de las fotos de los que si fueron.

Iris – Bueno, hoy toca Australia y tal vez dentro de poco podamos viajar a otro lugar si hay alguien que quiera enviarnos fotos de lugares lejanos.

lola dijo...

Hola, gracias por tu visita y tu comentario. Las fotos que has puesto son preciosas, si me permiten vendré en otra ocasión con más calma para poder seguir mirando. Saludos!!

Darilea dijo...

Despues de ver estas fotografías me han dado ganas de hacer las maletas.
Que preciosidad.
Besitos.
Pd: Muchas gracias por el detalle de tu email. Siempre te estoy agradecida, perdona por no haber contestado antes agradeciéndote el gesto. :-)

unjubilado dijo...

Como siempre la Naturaleza es preciosa y mas viniendo de tus fotos o las de tus colaboradores.
Pero en esta ocasión me has dejado cansado y con un chichón. Menudo agujero he tenido que hacer para llegar a Australia y para colmo se me cae una de esas “piedrecillas” en la cabeza, cuando aparezca algún marsupial me avisas para meterme en la bolsa (Repsol ha subido 4 enteros...)
Saludos

Trini dijo...

Pues ya que no me voy de puente, entro aquí y me planto en Australia, así por arte de la magia de Abedugu :):)

Siempre me ha asombrado el color de la tierra Australiana, tan roja. Y esas piedras y montañas peladas que despiertan la imaginación.
Te felicito por el post y, por supuesto, al fotografo.

Besitos

Abedugu dijo...

Lola – Bienvenida a mi casa.
Puedes venir cuando quieras, este blog es como una ventana para contemplar la naturaleza.

Darilea – Pues anímate, creo que en vivo y en directo es todavía más espectacular.
PD/ :-) De nada.

Unjubilado - :-) Siento lo de la piedrecilla, pero ya sabes, no hay atajo sin trabajo, mejor hubieras ido en avión.
Los marsupiales para la próxima entrega.

Trini – Pues quédate unos días más que podrás ver los animalinos. Es una pena que no pueda poner más fotos porque tengo la secuencia en varias fotos del cambio de color de esa montaña roja según iban pasando las horas, la verdad es que es impresionante.

Anónimo dijo...

Australia es la tierra del amor, de la amistad,de la serenidad... lo confima el colorido de su suelo junto con los rayos del sol, colores cálidos, relajantes...y también del cálido adios.
Un beso JTH

Toupeiro dijo...

En este día de poalla se agradecen estos paisajes bonitos y alegres.

Abedugu dijo...

Anónimo – Por lo que se ve debe de ser preciosa, pena que quede tan lejos.

Toupeiro – No olvides que en cuanto a las estaciones estamos al revés cuando aquí hay poalla, allí sol.